La CE investigará a Iberia por su participación en la alianza Oneworld

  • Bruselas, 20 abr (EFE).- La Comisión Europea ha abierto hoy un procedimiento formal de investigación a Iberia, American Airlines y British Airways ante la posibilidad de que sus actividades conjuntas en rutas transatlánticas dentro de la alianza Oneworld supongan una restricción de la competencia.

La CE investigará a Iberia por su participación en la alianza Oneworld

La CE investigará a Iberia por su participación en la alianza Oneworld

Bruselas, 20 abr (EFE).- La Comisión Europea ha abierto hoy un procedimiento formal de investigación a Iberia, American Airlines y British Airways ante la posibilidad de que sus actividades conjuntas en rutas transatlánticas dentro de la alianza Oneworld supongan una restricción de la competencia.

El Ejecutivo comunitario investigará si las operaciones de estas compañías en sus rutas entre la Unión Europea (UE) y EEUU pueden suponer una posición dominante en el mercado, según ha anunciado hoy la CE en un comunicado.

La Comisión ha abierto otro procedimiento de investigación por el mismo motivo a las compañías Air Canada, Continental, Lufthansa y United, integradas en la alianza Star Alliance.

La CE estudiará los acuerdos entre todas estas compañías para ofrecer servicios conjuntos en los ámbitos comercial, de mercadotecnia y de transporte, principalmente para las rutas intercontinentales.

El nivel de cooperación en estos campos "parece mucho más amplio que el habitual entre las citadas aerolíneas y otras dentro de Star Alliance y Oneworld", afirmó la Comisión.

En particular, la CE investigará si las compañías tratan de gestionar de forma conjunta los horarios, la capacidad, los precios, la venta de los billetes y los ingresos en las citadas rutas.

El Ejecutivo comunitario estudiará si estas actividades pueden perjudicar a la competencia en el mercado del transporte aéreo, y en su análisis tendrá en cuenta si la cooperación "conlleva algún tipo de beneficios para los consumidores".

No obstante, la Comisión recalcó que la apertura del procedimiento formal de investigación no implica la existencia de ninguna prueba de infracción de la normativa comunitaria.

Las compañías concernidas podrán remitir a la CE toda la información que deseen para demostrar que las prácticas en cuestión respetan las normas vigentes.

Bruselas no ha fijado ningún plazo para la finalización del proceso de investigación, y ha señalado que su duración dependerá de factores como la complejidad de cada caso, el nivel de colaboración de las compañías aéreas y su presentación de argumentos.