La entrada de easyJet en la ruta entre Lisboa y Madeira obliga a TAP a bajar los precios

LISBOA, 27 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

La aerolínea portuguesa TAP se ha visto obligada a bajar las tarifas de la ruta Lisboa-Funchal, en la isla atlántica de Madeira, debido a la llegada de la compañía de bajo coste easyJet a esa ruta en octubre de 2008, cuando se liberalizó ese trayecto.

La competencia de easyJet fue grande, puesto que mientras un vuelo de ida y vuelta con TAP costaba 222,63 euros para un residente en la isla y para el resto 431,63 euros, con la aerolínea de bajo coste tenían un precio de 51,98 euros ida y vuelta, con tasas incluidas.

Ahora, easyJet ha lanzado una oferta de abril hasta octubre, en el que el precio medio por trayecto, con tasas incluidas, asciende a 34 euros, aunque el precio más bajo de salida será de 24,99 euros.

Para hacer frente a la competencia, TAP ha lanzado una campaña de ventas para los vuelos entre la isla de Madeira y Portugal continental con precios finales a partir de 59 euros, tasas incluidas, si el vuelo parte de Lisboa y de 65 euros si sale de Funchal con destino Oporto o Lisboa.

Esta estrategia de la aerolínea le podrá permitir reducir el impacto del número de pasajeros, pero no el económico, ya que antes de la liberalización un billete entre Madeira y Lisboa, reservado con menos de 72 hora de antelación, costaba entre 447 y 527 euros.