La mujer que viajó con una asiento estropeado en Air France se muestra "muy contenta" por la indemnización

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

La pasajera del vuelo de Air France, María Dulce, que denunció a la compañía al estropearse su asiento y no poder reclinar la silla durante las 13 horas del trayecto se mostró "muy contenta" por la indemnización de 825 euros que recibirá como compensación por viajar "con el respaldo recto".

María Dulce explicó en declaraciones a Europa Press Televisión que "se sintió muy incómoda durante todo el trayecto" ya que viajaba en 'business class' y se vio obligada a viajar sin poder reclinar su asiento que "estaba estropeado". Este hecho impidió a María poder disfrutar de su día de vacaciones en Pekín.

"Al día siguiente en lugar de ir a visitar al ciudad de Pekín, me tuve que ir a descansar, estaba rendida", afirmó la afectada. Además añadió que "pagó una cantidad para ir cómoda y resulta que nada de nada".

La Audiencia ha condenado a Air France a pagar la diferencia entre un vuelo de 'business class', 1250 euros y uno de de clase turista, 425 euros. Inicialmente, la pasajera pedía 2.075 euros de indemnización por no "haber podido dormir, daños musculares, de espalda y cansancio", concretó la mujer.

Por su parte, el abogado de María Dulce, Ramón Carulla, valoró la sentencia como "lógica" pero no "suficiente" ya que esperaba también una cifra económica por daños y perjuicios. El conflicto entre Air France y María Dulce C. se remonta a cuando la compañía le ofreció un bono de 200 euros no canjeables en moneda.

Carulla explicó que la compañía consideró que el incidente "sólo era una mera incomodidad" que tenía que ser resarcida con un 15 por ciento del valor total del pasaje, algo que el Juzgado Mercantil número 3 no aceptó, por lo que condenó a la compañía a pagar 200 euros en metálico. Finalmente, la cantidad será de 825 euros.