Las instituciones de Lanzarote pedirán a AENA que amplíe la pista del aeropuerto hacia el mar

ARRECIFE (LANZAROTE), 6 (EUROPA PRESS)

Las instituciones públicas de Lanzarote que están afectadas por el aeropuerto -el Cabildo y los ayuntamientos de San Bartolomé y de Tías- y la Cámara de Comercio han consensuado hoy reivindicar ante Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) la ampliación de la pista del aeródromo al menos entre 500 y 1.000 metros en dirección hacia el mar.

El vicepresidente del Cabildo, Fabián Martín, compareció este lunes por la mañana, rodeado de los alcaldes de San Bartolomé, Marcial Martín, y Tías, José Juan Cruz Saavedra, para anunciar un acuerdo que se daba por hecho desde hace meses ya que el resto de alternativas de ampliación del aeropuerto han generado rechazo en las administraciones locales.

De esta forma, se pone punto y final al debate interno prolongado durante más de un año entre las instituciones públicas y agentes empresariales de Lanzarote de cara a plantear una postura única a AENA. El objetivo que se perseguía era el de ampliar la pista actual, de unos 2.500 metros de longitud, en la revisión del Plan Director del Aeropuerto de Guacimeta.

Fabián Martín destacó que la ampliación de la pista hacia el mar es, para las instituciones lanzaroteñas, la opción de crecimiento "más adecuada" de las cuatro alternativas que en su día planteó el estudio del arquitecto Luis Vidal, a pesar de que éste se había inclinado por la creación de una pista cruzada, algo que finalmente ha sido desechado.

Según el estudio encargado, la prolongación de la pista hacia el mar, con una superficie lineal de entre 1.000 y 1.500 metros, requeriría de una inversión de 300 millones de euros. El vicepresidente cabildicio señaló que la prolongación se podría hacer sobre pilares.

Martín dejó claro que previamente se tendrán que efectuar estudios sobre "la dinámica de las olas" en la zona y el "trasiego de material en las playas". En este sentido, recalcó que la superficie del mar en la que iría ubicada la posible ampliación de la pista no está afectada por ninguna figura de protección medioambiental.

ALTERNATIVAS DESECHADAS

Con respecto a las otras opciones que se habían barajado, la oposición del Ayuntamiento de Tías, por unanimidad de todos sus grupos políticos, cerró las puertas a la creación de una pista cruzada hacia la urbanización de Matagorda. Según indicó el alcalde, esta obra generaría una importante contaminación acústica en la zona, a pesar de que su coste sería menos elevado, ya que se elevaría a unos 100 millones de euros para una pista de entre 2.900 y 3.100 metros.

Por su parte, el Ayuntamiento de San Bartolomé se mostró crítico con otra de las posibilidades planteadas por el equipo técnico, la de desmontar el morro Félix, en Güime, que es uno de los principales obstáculos con los que se encuentran los aviones a la hora de llevar a cabo el despegue por la cabecera norte. Esta alternativa conllevaría la eliminación de unos seis millones de metros cúbicos de material y tendría un coste estimado de unos 500 millones de euros.