Los Juzgados de lo Mercantil registran 59 demandas de concurso de acreedores en el primer trimestre, un 100% más que en 2008

OVIEDO, 12 (EUROPA PRESS)

Los Juzgados de lo Mercantil 1 y 2 de Oviedo recibieron en el primer trimestre de 2009 un total de 59 demandas de concurso de acreedores, una cifra que supone, según los magistrados de ambos juzgados un incremento del 100% respecto a 2008.

En el caso del Juzgado número 1 de Oviedo, según explicó a Europa Press su magistrado, Alfonso Muñoz Paredes, en el mes de enero se registraron 7 demandas; 13 en febrero y 10 en el mes de marzo. "Ahora mismo avanzamos a un ritmo de 10 concursos por mes y eso es realmente mucho", dijo Muñoz Paredes.

En caso del Juzgado número 2 se registraron, según su magistrado titular, Miguel Álvarez de Linera, un total de 29 demandas de concurso de acreedores, de las que siete corresponden a familias. En cuanto a los sectores de actividad de las empresas las de construcción y derivados de dicha actividad siguen siendo las que más recurren a los concursos de acreedores.

A lo largo de 2006, cuando sólo existía una sala de lo Mercantil, se registraron en Asturias 38 demandas; en 2007 un total de 76 y el pasado 2008, cuando ya entró en funcionamiento la segunda sala se registraron algo más de 120. "Este año se prevén unos 240 porque estamos registrando 10 por juzgado y mes", dijo Muñoz Paredes.

En este sentido, De Linera destacó que estos meses de abril, mayo y junio serán también claves, ya que a 31 de marzo las compañías tienen que cerrar las cuentas y presentarlas antes del 31 de julio en el registro.

"Hay empresas que ya saben que van muy mal pero el límite lo marca la formulación de las cuentas. Las cuentas cantan y si hay fondos negativos las compañías ya no aguantan y tienen dos meses para presentar concurso", dijo De Linares.

Por su parte Muñoz Pareces destacó que hay que tener en cuenta que no siempre los concursos se admiten a trámite ya que puede faltar o documentación o incluso se da el caso de que la empresa es "tan insolvente que ni siquiera puede hacer frente a los gastos del concurso".