Los trabajadores de seguridad privada canarios se movilizarán mañana en los aeropuertos de Tenerife y Gran Canaria

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de seguridad privada de Canarias han sido convocados --en los aeropuertos de Gran Canaria y Los Rodeos en Tenerife-- por los sindicados CC.OO., UGT y USO así como los adheridos Intersindical Canaria, Alternativa Sindical y CSI-CSIF a una concentración mañana en los aeropuertos siguiendo con las movilizaciones contra la patronal sobre el convenio laboral de estos servicios.

Así entre las 10.00 y las 12.30 horas está previsto que miembros del sector acudan a las terminales grancanaria y tinerfeña para mostrar su rechazo a la negociación que cuenta con "propuestas irrisorias y provocativas", además de presentar conflictos con el "único fin de romper la negociación del convenio", según se ha recogido hoy en un comunicado conjunto de los sindicatos anteriormente mencionados.

Los trabajadores de la seguridad privada han criticado, una vez más, que la patronal ha incrementado sus ganancias "con la subida por encima del Índice de Precios al Consumo real de 2008, fijándolo por termino medio en el 4 por ciento de aumento en las facturaciones emitidas a sus clientes, sin que esté justificada dicha acción, ya que no repercute de ningunas de las maneras sobre la nóminas de los empleados y empleadas del sector".

En este sentido, y tal como han venido señalando desde el mes de febreros, esta actitud tiene un "agravante" y es que frente a la subida de precios a los clientes, en la negociación del convenio se pretende dejar los salarios con un 0 por ciento de incremento, "además de copar el complemento de antigüedad, o hacer desaparecer beneficios sociales tales como el abono del 50 por ciento del salario día en los 3 primeros días de una baja por Incapacidad Transitoria", reprochan desde los sindicatos.

Recuerdan, asimismo, que la patronal pretende "a través de procesos judiciales, involucionar al convenio expirado en 2004, lo que supondría la perdida de más del 20% de la masa salarial de cada trabajador, incrementando aun más sus pingües beneficios, en perjuicio de los primeros".