ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Obama dice que volar su avión sobre Nueva York fue "un error"

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el martes que el vuelo a baja altura de uno de sus aviones sobre Nueva York, que provocó el pánico y llevó a la evacuación de algunos edificios, fue un error que no se volverá a repetir.

"Fue un error, como se dijo. Fue algo de lo que nos enteramos al mismo tiempo que ustedes. No volverá a suceder", dijo Obama a los periodistas durante una visita al cuartel general del FBI.

El vuelo realizado el lunes sobre Manhattan por uno de los aviones Boeing 747 del presidente para una sesión fotográfica enfureció al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que exigió una explicación.

El edil criticó el vuelo por el miedo que provocó y preguntó por qué no se había informado al público.

Los neoyorquinos aún son sensibles a cualquier incidente que recuerde los ataques del 11 de septiembre de 2001, en los que dos aviones secuestrados destruyeron las Torres Gemelas del World Trade Center.

Muchas personas entraron en pánico y evacuaron los edificios de oficinas cuando el avión, escoltado por un caza F-16, voló a baja altura sobre Manhattan.

Según colaboradores del presidente, Obama se enfureció cuando se enteró del incidente. Su jefe de gabinete, Rahm Emanuel, se comunicó con el director de la Oficina Militar de la Casa Blanca, Louis Caldera, que había ordenado la misión y presentó sus disculpas.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se enfrentó una serie de preguntas sobre el suceso en una rueda de prensa, pero declinó hablar sobre el futuro de Caldera. Obama también se negó a hacer comentarios cuando un periodista le preguntó si Caldera era el hombre correcto para el cargo.

Gibbs dijo que el presidente ha ordenado a Jim Messina, subsecretario de gabinete de la Casa Blanca, que investigue cómo se tomó la decisión de realizar el vuelo. Se espera que la revisión lleve varias semanas, afirmó.

El suceso involucró a uno de los aviones presidenciales, que recibe el nombre de Air Force One cuando el presidente viaja a bordo, y a un avión de combate F-16.