Ryanair denuncia a las autoridades de aviación civil italianas por el problema de los pájaros en Roma

ROMA, 15 (EUROPA PRESS)

Ryanair ha denunciado al Ente Nacional de Aviación Civil (ENAC) italiano ante el tribunal de la región de Lazio por no haber asumido su responsabilidad de controlar y eliminar los riesgos que provocan los pájaros entre los pasajeros y las aerolíneas que operan en los aeropuertos de Roma.

La compañía de bajo coste irlandesa aseguró en un comunicado haber solicitado a ENAC en diversas ocasiones que asuma la responsabilidad del control de las bandadas de pájaros que "provocan un gran riesgo para la seguridad en Roma".

No obstante, según la 'low cost', la autoridad de aviación civil italiana habría eludido "en diversas ocasiones" hacerse cargo de sus obligaciones legales y habría "poco correctamente" tratado de "trasladar la responsabilidad" a los operadores de los aeropuertos.

"Ryanair ha solicitado en diversas ocasiones a ENAC a asumir su responsabilidad para la seguridad de los pasajeros que vuelan desde y hacia Roma y para que controle el gran número de bandadas que crean un riesgo significativo para la seguridad en Roma", recalcó el responsable de comunicación de la aerolínea, Stephen Mcnamara.

Mcnamara explicó que precisamente como la autoridad de aviación civil rechazó comprometerse con este problema, Ryanair ha decidido tomar medidas legales para "proteger la seguridad del público que viaja a Roma".

El pasado mes de noviembre, un avión de la 'low cost' irlandesa tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Roma-Ciampino después de que, estando en fase de aterrizaje, impactara contra una bandada de pájaros, lo que provocó el incendio de uno de los motores y la salida de pista y posterior entrada del aparato.

A consecuencia del incidente, el aeródromo romano permaneció cerrado durante dos días, provocando numerosas cancelaciones y retrasos, sobre todo en los vuelos de Ryanair, una de las pocas aerolíneas que opera en este aeropuerto secundario. Cerca de unos mil españoles se quedaron bloqueados en la capital italiana durante varios días.