Spanair apostará por Latinoamérica para las nuevas rutas de la aerolínea

  • Barcelona, 12 abr (EFE).- La nueva Spanair, con Ferran Soriano al frente, apostará por abrir nuevas rutas con Latinoamérica con el objetivo de mejorar las conexiones de Barcelona y ser la compañía de referencia del aeropuerto de El Prat, según han explicado a Efe fuentes cercanas a la compañía.

Spanair apostará por Latinoamérica para las nuevas rutas de la aerolínea

Spanair apostará por Latinoamérica para las nuevas rutas de la aerolínea

Barcelona, 12 abr (EFE).- La nueva Spanair, con Ferran Soriano al frente, apostará por abrir nuevas rutas con Latinoamérica con el objetivo de mejorar las conexiones de Barcelona y ser la compañía de referencia del aeropuerto de El Prat, según han explicado a Efe fuentes cercanas a la compañía.

El pasado día 31 de marzo, Ferran Soriano fue elegido presidente del consejo de administración de Spanair una vez que la aerolínea pasó a ser propiedad mayoritariamente de un grupo de empresarios e instituciones catalanes.

Entonces, ya anunció su intención de hacer de la aerolínea una compañía "eficiente e innovadora" que, una vez asegurada su viabilidad, aprovechará las oportunidades de crecimiento del mercado. Fuentes de la empresa han declinado hacer declaraciones al respecto.

Soriano deberá hacer frente a un doble reto: hacer de Spanair una compañía rentable y cumplir las expectativas de la sociedad catalana, que desde hace años viene reclamando mejores conexiones internacionales desde El Prat y un importante aumento de los vuelos intercontinentales.

En este sentido, Soriano recogerá el fruto del trabajo previo de la gestión de SAS que ya racionalizó las rutas menos rentables para Spanair, y se centrará en las conexiones con más éxito y, más adelante, la nueva compañía pensará en hacer vuelos de más largo radio, con una apuesta prioritaria por las conexiones con Latinoamérica.

Spanair quiere convertirse en la compañía aérea de referencia del nuevo aeropuerto de El Prat, que vivirá su mayor impulso cuando este año se inaugure la nueva terminal, que permitirá procesar en solitario más de 30 millones de pasajeros cuando esté a pleno rendimiento y facilitará a todo el aeropuerto acoger a unos 55 millones de pasajeros, además de poder realizar hasta 90 operaciones a la hora.

El grupo escandinavo Scandinavian Airlines Systems (SAS) completó hace unas semanas la venta del 80,1% de su filial española Spanair al grupo de inversores catalanes Iniciatives Empresarials Aeronàutiques (IEASA) y se quedó con el 19,9% de la compañía.

La venta se realizó por el simbólico precio de un euro y ratificó un principio de acuerdo alcanzado el pasado 18 de diciembre y que causó gran sorpresa en el sector.

SAS se hizo cargo de la deuda de la aerolínea y tras la compra se realizará una ampliación de capital de 100 millones de euros, que suscribirán mayoritariamente los compradores.

El nuevo presidente de Spanair viene avalado por su experiencia en la gestión empresarial y su larga trayectoria profesional en compañías de sectores tan diversos como las telecomunicaciones, el entretenimiento y productos de consumo.

En el accionariado de IEASA están Catalana d'Iniciatives, sociedad de capital riesgo participada por compañías privadas, el ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, Turismo de Barcelona, consorcio de promoción exterior de la ciudad participado por la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento, Volcat 2009 -que agrupa a los empresarios vinculados a la asociación empresarial Femcat- y Fira de Barcelona.

La aerolínea ha aplicado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para reducir la plantilla en 775 trabajadores entre pilotos, tripulantes de cabina y técnicos de mantenimiento.