TS obliga a AENA a indemnizar con más de 100.000 euros a una bailaora, que resbaló cuando accedía a un avión en Barajas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha condenado a Aeropuertos Españoles y Navegación Española (AENA) a indemnizar con 108.773 euros a una bailaora profesional de flamenco, que sufrió lesiones y secuelas irreversibles para su profesión derivadas de una caída en el Aeropuerto de Barajas en enero de 1998 cuando embarcaba en un vuelo de la compañía 'Air France'. El accidente se produjo en el 'finger' correspondiente al encontrarse el suelo resbaladizo.

"Ha de entenderse justificada la relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio y la caída que determinó las lesiones y secuelas de las que derivan los perjuicios", dice la sentencia del alto tribunal a la que ha tenido acceso Europa Press y que anula así la resolución dictada el 11 de marzo de 2003 por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que rechazó el recurso de la bailaora contra la desestimación por parte de AENA de su responsabilidad en el caso.

Según explica la sentencia, resulta acreditado que, a raíz de la caída, la mujer fue sometida a una intervención de cirugía mayor ambulatoria, permaneció con yesos y férulas entre dos y tres meses y precisó de fisoterapia. En el capítulo de secuelas, la mujer sufrió calcificaciones del ligamento deltoideo, lo que supone mayor rigidez y pérdida de la normal elasticidad y se traduce en menor recorrido articular así como dolor en los movimientos que tensen el ligamento.

Asimismo, el informe pericial al que hace referencia la resolución, indica una artrosis precoz asimétrica del tobillo, en cuanto produce dolor, rigidez y fallos con caracter progresivo, problemas que "repercuten en la vida normal y profesional de la paciente, de tal forma que por la imposibilidad de la flexión dorsal del tobillo (no pasa del ángulo recto), le incapacita para su normal actividad profesional".

AENA rechazó su responsabilidad en estas lesiones y, según la sentencia, argumentó que no había lluvia ese día en el aeropuerto --aunque sí el día anterior-- por lo que no existían elementos que propiciaran la caída. Sin embargo el alto tribunal recoge el informe emitido por el Jefe de Ingeniería y Mantenimiento, quien, entre otras cosas, aseguraba que existía una previsión de sustituir esas pasarelas como en la que se produjo el accidente y cambiar el tipo de pavimento.

"El alcance de tal informe y su relación con el caso se refleja en la carta respuesta dirigida al representante de la recurrente en la que se señalaba que, tras realizar las investigaciones pertinentes, se ha decidido abonar a su representada el coste de la asistencia médica que le fue prestada debido al accidente sufrido", añade la resolución. Por medio de esa misma carta, el aeropuerto comunicaba que la pasarela en la que tuvo lugar la caída ya había sido retirada.

"DEFICIENCIAS EN EL PAVIMENTO"

"Se deduce de todo ello las deficiencias que presentaba el pavimento de la pasarela sustituida y la atribución del incidente por los propios servicios del aeropuerto a esas deficiencias", añade la sentencia de la que ha sido ponente el magistrado Octavio Juan Herrero. Dentro de los 100.534 euros de indemnización que tendrá que pagar AENA, el Tribunal Supremo incluye el nuevo billete de avión que la paciente se vio obligada a adquirir (534,30 euros) así como el preció de coste de la intervención quirúrgica (8.239 euros).

La Audiencia Nacional rechazó enm 2003 las pretensiones de la bailaora al entender que no había cumplido los plazos marcados para su reclamación. "La Sala de instancia no se acomoda a las exigencias del derecho a la tutela judicial impidiendo el acceso de la parte al proceso y aprecia la caducidad de la acción en perjuicio del administrado", zanja el Tribunal Supremo.