Virgin Atlantic duplica su beneficio antes de impuestos en 2008, hasta alcanzar los 78 millones

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Virgin Atlantic obtuvo unos beneficios antes de impuestos de 68,4 millones de libras esterlinas (77,9 millones de euros) durante el ejercicio fiscal de 2008 --de marzo de 2008 a febrero de 2009--, frente a los 34,8 millones de libras esterlinas (39,6 millones de euros) registrados en el ejercicio fiscal precedente, informó hoy la compañía.

La compañía, segunda aerolínea británica de vuelos transatlánticos y propiedad del magnate Richard Branson, atribuyó este resultado al aumento del número de pasajeros en la clase 'premium' y a la gestión "prudente" de la aerolínea, en unas condiciones de mercado especialmente desfavorables para el sector aéreo con un elevado precio del petróleo, que llegó a alcanzar los 147 dólares por barril de Brent, para situarse después en los 38 dólares.

Las ventas del grupo, incluyendo los principales touroperadores turísticos, aumentaron un 8,4% hasta los 2.579 millones de libras esterlinas (2.941 millones de euros) en el ejercicio fiscal de 2008.

Virgin Atlantic transportó durante 2008 un total de 5,77 millones de viajeros, según destacó la aerolínea, que anunció que un 10% de los beneficios del grupo se repartirán entre el personal mediante el pago de un bono.

El presidente de la aerolínea, Richard Branson, se mostró satisfecho de estos resultados, teniendo en cuenta que "el último ejercicio ha sido el más inestable en los 25 años de historia de la compañía". "Aumentar los beneficios en un contexto de severa recesión es un excelente logro", apuntó el magnate.

Branson destacó que Virgin Atlantic sigue incrementando su cuota de mercado frente a sus competidores en un contexto económico difícil y en un "año duro" para la industria de la aviación. Los resultados contrastan con los de su rival British Airways, que registró unas pérdidas netas atribuidas de 358 millones de libras (unos 400 millones de euros) en el último ejercicio, hasta el pasado 31 de marzo, debido al alza del precio del carburante y a la caída de pasajeros de clase 'premium'.

Asimismo, el ejecutivo reiteró su oposición a los planes de alianza entre Bristish Airlines (BA), American Airlines (AA) e Iberia para compartir las rutas transatlánticas, al considerar que el proyecto perjudicaría a la competencia en las conexiones a Estados Unidos, ya que BA y AA "se solapan" en algunas de las rutas desde y hacia Londres-Heathrow.

"Estoy seguro de que el Departamento de Transporte --organismo que debe pronunciarse sobre la solicitud de inmunidad presentada por las tres compañías-- pondrá los intereses de los consumidores por delante de los intereses de las grandes líneas aéreas", aseveró.

eas", aseveró.