35 permiten un desarrollo "homogéneo y coherente" en toda la Comunitat

Los tramos Pobla de Vallbona-Llíria y Casinos-Losa del Obispo tendrán un carril más si superan los 44.000 y 4.500 vehículos, respectivamente

VALENCIA, 07 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, afirmó hoy que actuaciones como la remodelación de la CV-35 da "expectativas" a comarcas del interior de la provincia de Valencia que, "bien comunicadas con el litoral, tienen la posibilidad de fijar la población y poner en marcha proyectos industriales o empresariales que permitan un desarrollo homogéneo y coherente de toda la Comunitat".

Camps hizo estas declaraciones durante la puesta en servicio de las obras de mejora del enlace de la CV-35 con el By-Pass (A-7), por donde circulan más de 200.000 vehículos diarios --la cifra más elevada de la Comunitat--, en un acto en el que estuvo acompañado, entre otros, por los consellers de Infraestructuras y Transporte y Gobernación, Mario Flores y Serafín Castellano, respectivamente, así como el alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí.

Para el presidente de la Generalitat, esta actuación supone "menor congestión y mayor apuesta por esta autovía", que se inauguró hace ocho meses y se incluye en el Plan de Infraestructuras Estratégico de la Comunitat Valenciana 2004-2010.

Al respecto, destacó la inversión de 3.000 millones de euros en mejorar la movilidad y su importancia puesto que la Comunitat, que supone un cinco por ciento del territorio nacional, concentra "el 20 por ciento del peso del tráfico en toda España".

Se trata, dijo, de "una idea, un plan, un proyecto y unos objetivos" que hay que "seguir cumpliendo", por lo que insistió en la "apuesta por vertebrar el territorio, mejorar las autovías que tienen hoy una gran congestión y seguir abriendo espacios de nueva economía y mejor calidad de vida hacia el interior".

"Proyectar significa adivinar el futuro, plantear iniciativas para los próximos meses y años, e ir manteniendo objetivos comunes", aseveró Camps, quien manifestó que "pese a las circunstancias de complejidad económica" la administración autonómica va a "continuar invirtiendo, porque genera empleo, expectativas, prosperidad y va preparando el territorio para que, cuando las circunstancias no sean las actuales, nos permita salir los primeros de la situación de complejidad en la que nos encontramos".

La remodelación del enlace, que supone una inversión de 7.037.000 euros, fue propuesta por la concesionaria de la CV-35 que, mediante un sistema denominado 'peaje en sombra', se encarga de la reforma, conservación y explotación de dicha carretera con una concesión de 450 millones de euros para un plazo de 35 años.

El enlace anterior constaba de un trébol completo, configurado a través de ramales y trenzados cortos que dificultaban la fluidez del tráfico en esa zona concurrida. Por ello, el objetivo de la actuación es mejorar la capacidad del enlace, eliminar todos los tramos de trenzado y mejorar las condiciones de visibilidad y seguridad vial, en lo que ha hecho especial atención con la instalación de sistemas de protección para motoristas.

Así, con la apertura del nuevo enlace, se mejoran los desplazamientos Barcelona-Valencia y Alicante-Ademuz, en los que se sustituye el lazo por un ramal semidirecto, cruzando la CV-35 con una nueva estructura. Además, se han realizado cambios en el trazado de los otros seis movimientos del enlace con la A-7.

En concreto, ha afectado a cuatro ramales directos, que son Alicante-Valencia, Valencia-Barcelona, Barcelona-Ademuz y Ademuz-Alicante, así como dos ramales más de tipo lazo, como son Ademuz-Barcelona y Valencia-Alicante.

REMODELACIÓN CV-35

El proyecto de remodelación de la CV-35, según explicó el secretario autonómico de Infraestructuras, Victoriano Sánchez-Barcaiztegui, cuenta con una primera fase, que ya ha finalizado y suponía mejora del firme en un tramo y la ampliación de dos a tres carriles en otro.

Además, incluía el desdoblamento de la vía entre Llíria-Casinos, que ha pasado a ser una autovía en la que el tráfico ha aumentado en un 44 por ciento en los últimos tres años, mientras que la que une Casinos y Losa del Obispo se ha acondicionado y ha registrado un aumento del 37 por ciento de vehículos.

La segunda fase de la remodelación implica dos plazos, de forma que si no se dan las circunstancias, las ampliaciones se realizarían en 2017. No obstante, se prevé ampliar un tercer carril en la carretera entre la Pobla de Vallbona y Llíria cuando supere los 44.000 vehículos y, en la actualidad, este límite se encuentra al 75 por ciento, con 35.000 coches. Igualmente, se desdoblará el tramo entre Casinos y Losa del Obispo cuando el tráfico alcance los 4.500 vehículos, que ahora está al 71 por ciento.

CENTRO DE GESTIÓN Y SEGURIDAD VIARIA

El jefe del Consell también visitó hoy el Centro de Gestión y Seguridad Viaria (Cegesev), en el que se obtiene conocimiento sobre las carreteras a través de su vigilancia y resolviendo los problemas de movilidad. En él se coordina la gestión de tramos concesionados por la Generalitat, se gestionan las incidencias en las carreteras autonómicas y se siguen los episodios adversos. Según explicó un representante de la concesionaria, está prevista ampliar el Cegesev, con el fin de dar cobertura a todas las carreteras de la Comunitat.