Aguirre invita a Blanco a los actos del 2 de mayo pese al boicot de los socialistas madrileños, que no acudirán

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, invitó hoy al nuevo ministro de Fomento y vicesecretario del PSOE, José Blanco, a acudir a los actos que el Gobierno regional organiza con motivo de la festividad de la Comunidad el 2 de mayo pese a que los socialistas madrileños no acudirán en señal de protesta por el cierre de la comisión de investigación en la Asamblea sobre la supuesta trama de espionaje a altos cargos.

Tras el primer encuentro mantenido entre ambos dirigentes desde que Blanco ostenta la cartera de Fomento, los dos no ocultaron las buenas intenciones que tienen y, cuestionada por si había invitado a Blanco a los actos conmemorativos, Aguirre reconoció que no, pero aprovechó la rueda de prensa para hacerlo: "Señor ministro, sería un honor para los madrileños tenerle en los actos oficiales del 2 de mayo con nosotros", señaló.

En este sentido, explicó que el Gobierno central siempre envía un representante, un ministro, y que, si en esta ocasión envía al de Fomento, ellos (los miembros del Ejecutivo autonómico) estarán "encantados". Sin embargo, Blanco tuvo que declinar la oferta que "amablemente" aceptó porque precisamente ese día tiene una boda.

"Tengo que decir que ese día tengo una boda familiar, y es una causa definitiva porque es familia de mi mujer y no merecen la pena más comentarios", apostilló en el tono de buen humor que acompañó a sus palabras durante toda la rueda de prensa, donde anunció todos los acuerdos alcanzados con el Gobierno regional y que suponen el desbloqueo de varios proyectos que estaban paralizados en la Comunidad con la anterior ministra, Magdalena Álvarez.

Precisamente, Aguirre recordó a la ex responsable de Fomento para aclarar que aunque ahora está "contenta" con el hecho de que Blanco sea el ministro de Infraestructuras, con Álvarez no tiene ni ha tenido "nada" ni en lo personal ni en lo político. "Todo lo contrario, en lo personal hemos tenido buenas relaciones", apostilló la presidenta madrileña.

No obstante, sí reconoció que como madrileña sí tiene "mucho en contra" porque "realmente Madrid ha sido la gran olvidada en las inversiones en infraestructuras de todo este tipo". "Creo, espero, deseo y confío en que el nuevo ministro aporte un nuevo impulso a las infraestructuras madrileñas", sentenció.

Blanco tampoco pudo eludir una cuestión sobre las buenas relaciones que ambos mantienen ahora, y explicó que espera la nueva relación nacida hoy como ministro y presidenta autonómica den lugar a una relación "fructífera, sobre todo, pensando en los intereses de Madrid y de los madrileños".