Consumur recomienda extremar la precaución en la contratación de viajes

MURCIA, 9 (EUROPA PRESS)

La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur) integrada en la federación FACUA-Consumidores en Acción, aconseja tener extremar la preocupación en la contratación de viajes, durante las fiestas de Semana Santa y Primavera, así como controlar los precios de los servicios de restauración, hostelería o agencias de viaje; además de extremar la vigilancia de las condiciones higiénicas de éstos y la calidad del servicio.

En este sentido, Consumur anima a los consumidores a que se aseguren de que los locales o puestos ambulantes a los que acudan tengan expuesta al público la debida licencia de apertura del Ayuntamiento del municipio y evite comprar en aquellos establecimientos que no reúnan este requisito, porque además de estar funcionando ilegalmente, no hay garantías de que los productos que vendan reúnan las necesarias condiciones higiénico-sanitarias.

La Asociación también hace un llamamiento a los empresarios de hostelería para que cumplan escrupulosamente con las medidas de higiene exigibles en los establecimientos, los alimentos y el personal que atiende a los consumidores. Asimismo, espera que los ayuntamientos intensifiquen las inspecciones durante estas fechas.

Las tapas preparadas deben estar expuestas en vitrinas frigoríficas, por lo que hay que desconfiar de la higiene y conservación de los platos que no se encuentren en estas condiciones, pues podrían resultar perjudiciales para la salud. Por otra parte, recuerda, en nota de prensa, que las personas que manipulan los alimentos deben no sólo poseer el correspondiente carné de manipulador, sino tomar las debidas precauciones higiénicas en el tratamiento de los productos.

Asimismo, aconseja utilizar los servicios de empresas (hoteles, restaurantes, bares, agencias de viaje, etc.) adheridas al Sistema Arbitral de Consumo, porque "le facilitarán la resolución de los posibles conflictos que puedan surgir".

En el caso de realizar un viaje en transporte público, la asociación pide que los usuarios guarden copia del billete, ya que es la prueba del contrato, y lea con detenimiento las condiciones generales de contratación que figuran en los billetes, comprobando los derechos y exclusiones recogidos en el mismo; así como revisar el vehículo si va a hacer un viaje largo.

Si se trata de un viaje con una agencia "es fundamental conservar los catálogos publicitarios para poder exigir que se cumplan sus derechos y leer atentamente todos los aspectos del contrato".

Consumur recuerda además que los consumidores y/o usuarios tienen derecho a exigir indemnizaciones si la categoría de los hoteles no concuerda con la contratada, tanto por el número de estrellas como por las prestaciones ofertadas en el contrato o en la publicidad. Igualmente, tienen derecho a reclamar si su distancia de las zonas turísticas es superior a la anunciada en los documentos ofrecidos por la agencia, pudiendo en todos estos casos exigir a la agencia el cambio de hotel o, en su defecto, una indemnización acorde a las irregularidades producidas.

Al contratar un paquete turístico, la principal responsable legal es la agencia de viajes, por lo que es ella quien debe dar solución a los posibles problemas sufridos por el usuario.

En caso de contratar un apartamento de temporada hay que tener en cuenta varios aspectos. Preguntar por las dimensiones, ubicación y particularidades de cada apartamento. A poder ser que nos muestren una foto, ya que la sorpresa al llegar al lugar podría ser mayúscula. Pedir también algún número de contacto al que poder acudir en caso de que el apartamento tenga algún desperfecto o surjan problemas.

Si tiene algún problema en el servicio (ya sea una consumición en un establecimiento hostelero, un viaje organizado, el desplazamiento en un transporte público, etc) exija y cumplimente la Hoja de Reclamaciones. "Procure recopilar y guardar toda la documentación relacionada con la reclamación", aconseja la asociación.

Por otro lado, también es importante tener en cuenta que, como producto bancario, las tarjetas están protegidas con un seguro que se hará responsable de las contingencias que puedan producirse. En un caso de robo de tarjeta es necesario acudir a una comisaría, donde se encargarán de bloquearla y de cursar la correspondiente queja. La denuncia policial es un documento oficial que recoge el día y la hora exactos de la pérdida. Un dato imprescindible para proceder a la reclamación y pedir responsabilidades a la entidad bancaria.

A su vez, Consumur recomienda a los usuarios que, ante cualquier problema, acudan a la asociación. En ella, recibirán información y asesoramiento de manera personalizada, tanto a través de su oficina presencial en horario de 10.00 a 14.00 horas, de lunes a viernes, y de 17.30 a 19.30 horas los martes y jueves, como a través de su oficina virtual. También podrá solicitar información llamando al teléfono 968 967788.