Economía/Motor.- El estrés duplica la posibilidad de tener un accidente y está presente en el 20% de los siniestros

Casi la mitad de los conductores profesionales sufren estrés habitualmente MADRID, 1 (EUROPA PRESS) El estrés duplica la posibilidad de tener un accidente de tráfico, y está presente entre un 15 y un 20 por ciento de los siniestros que se producen en las carreteras españolas, según afirmó hoy el presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), Luis Montoro. Durante la presentación de la campaña 'Mantenga la calma. El estrés le estrella', que llevará a cabo Fesvial con la colaboración de Aumar-Abertis y Pompadour de cara a Semana Santa, Montoro aseguró que "es más probable morir en un accidente por culpa del estrés, que por un problema de tipo mecánico". En España, el 84 por ciento de las personas reconocen haber padecido alguna vez una situación de estrés grave por un problema laboral (el 66%), por un problema familiar (50%) o por un problema de salud (31%). "Situaciones como la muerte de un ser querido, la tramitación de un divorcio o quedarse en paro, duplican o triplican el riesgo de padecer un accidente", insistió Montoro. Así, el experto explicó que el estrés provoca que el conductor sea más agresivo, esté dispuesto a asumir situaciones más peligrosas, disminuya su percepción del riesgo, conduzca más rápido, vea menos las señales, transgreda más las normas de tráfico, disminuya la distancia de seguridad y esté menos concentrado. En este último sentido, Montoro indicó que el estrés provoca un mayor número de distracciones, causa del 40 por ciento de los muertos en carretera, e incrementa la fatiga, ya que la gente estresada duerme peor, que es a su vez la causa del 20 por ciento de los fallecidos en accidentes de tráfico. Además, el conductor que siente estrés suele recurrir al consumo de alcohol o de ansiolíticos para relajarse, lo que también repercute negativamente en la conducción. En 2008, se consumieron en España "100 millones de cajetillas de ansiolíticos y antidepresivos", y el 70 por ciento de los consumidores de esta sustancia reconoce que maneja un vehículo a motor. Especialmente sensible al estrés son los conductores profesionales como taxistas o transportistas. Según un estudio del Ministerio de Trabajo e Inmigración, el 43 por ciento de los trabajadores que realiza una actividad laboral en el sector del transporte declara padecer estrés siempre o frecuentemente debido a "la ansiedad que genera el propio tráfico y la presión por llegar a tiempo", afirmó el experto. LAS OBRAS Y LOS ATASCOS, FUENTES DE ESTRÉS. "Una calzada en mal estado, zonas de obras, los atascos o una situación meteorológica adversa también produce estrés", indicó el presidente de Fesvial. Esta ansiedad puede ser positiva cuando "es moderada y está controlada", porque aumenta la capacidad de respuesta del conductor, pero aumenta "peligrosamente" el riesgo cuando el conductor no lo controla. Para evitar que el estrés haga mella en la conducción, Montoro dio una serie de recomendaciones. Así por ejemplo, aconsejó no ponerse metas inalcanzables, rebajar el consumo de bebidas estimulantes como el café, llevar el coche ventilado, no fijarse una hora para llegar al destino o no llevar la música muy alta. La campaña 'Mantenga la calma. El estrés le estrella' se difundirá en distintos medios de comunicación. Asimismo, Aumar-Abertis distribuirá 60.000 folletos explicando los efectos del estrés en la conducción junto con infusiones relajantes de Pompadour en las vías de servicio de sus autopistas AP-7 y AP-4.