Economía/Motor.- El uso de las luces de cruce durante el día salvaría al año 225 vidas en España, según un estudio

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) Llevar encendidas las luces de cruce mientras se conduce salvaría al año unas 225 vidas en España, según un estudio realizado por el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (Applus+ Idiada) en el que se analizan las características de los accidentes que se han producido en España en los últimos años. El trabajo, presentado hoy en la sede de la DGT en Madrid, señala como principales ventajas de conducir con las luces encendidas durante el día que los vehículos son más visibles, permiten hacer estimaciones más seguras de distancia y velocidad, mejora la identificación de los coches y se ven desde más lejos. De hecho, según explicó uno de los responsables del estudio, José Manuel Barrios, un vehículo que se vería durante el día a 240 metros de distancia con las luces encendidas necesitaría para ser visto estar a 30 metros si lleva las luces apagadas. A partir del 7 de febrero de 2011, todos los vehículos que salgan de fábrica deberán ir equipados con sistemas de luces diurnas (LCD), de bajo consumo y que se encienden automáticamente al arrancar el coche, según un directiva europea. En algunos países, sobre todo nórdicos, llevar las luces encendidas es ya obligatorio, como en el caso de Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia o Dinamarca, entre otros. En España, la DGT recomienda, especialmente en invierno, llevar las luces de cruce encendidas durante el día, y está estudiando convertir esta recomendación en una obligación antes de que entre en vigor la directiva de europa en 2011, afirmó la jefa del área de estadística del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, María Anuncia. No obstante, llevar las luces encendidas durante las 24 horas también tiene inconvenientes. Concretamente, el estudio destaca que pueden causar deslumbramiento, que un coche que no lleve las luces encendidas puede ser más difícilmente observable si está rodeado de vehículos con las luces encendidas y que la destacabilidad de las motocicletas que ya usan luces diurnas puede verse reducida. Respecto a este último caso, Barrios señaló que en "el peor de los casos" la visibilidad de las motos podría reducirse un 0,31 por ciento si los coches llevaran las luces encendidas durante el día, un "efecto mínimo", señaló. Además, destacó que los motoristas verían mejor a los coches, por lo que también se beneficiarían de esta medida. INCREMENTO DE EMISIONES. Asimismo, el estudio analiza otros de los efectos más señalados por los colectivos que se muestran críticos con este sistema de luces diurnas: el aumento del gasto de carburante, y, como consecuencia, el incremento de emisiones. En este sentido, el trabajo señala que el impacto en el bolsillo del usuario sería del orden de 12 céntimos de euro al mes, frente a los 5,62 euros que cuesta circular con el vehículo totalmente cargado o los 12,29 euros que cuesta conducir de una forma "no eficiente". En cuanto al incremento de emisiones, el uso de sistemas de LCD las aumentan un 2,33 por ciento.