Economía/Motor.- La Agencia Catalana de Consumo abre un expediente sancionador a cuatro fabricantes de vehículos

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) La Agencia Catalana de Consumo ha abierto un expediente sancionador a cuatro fabricantes de vehículos por incumplimiento del Real Decreto 837/2002 que regula la información publicitaria sobre consumo de combustible y emisiones de CO2, según informaron hoy las organizaciones denunciantes Ecologistas en Acción y Unión de Consumidores de España (UCE). Este decreto establece que los impresos de promoción deben incluir los datos de consumo y emisiones de forma "al menos tan visible como la información principal", y que ésta debe ser "fácilmente comprensible, incluso tras una lectura superficial". Los fabricantes expedientados son Nissan, Honda, Seat y VW-Audi. Los expedientes sancionadores abiertos por la Agencia Catalana son el resultados de un proceso administrativo emprendido por estas organizaciones a nivel nacional el pasado mes de mayo contra diez fabricantes, cinco de los cuales fueron archivados por la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid al no encontrar el organismo regulador motivo de infracción. En este sentido, el portavoz de la UCE, Daniel Vega, afirmó sentirse sorprendido ante la "diferencia de criterio" entre autonomías, y subrayó que esta disparidad entre administraciones marca "una diferencia de protección de los consumidores en relación al territorio en el que residan". Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción, Mariano González, manifestó que lo mínimo que se le puede pedir a los fabricantes para concederles ayudas es "que cumplan la legislación". DENUNCIAN A ESPAÑA ANTE LA UE Del mismo modo, Ecologistas en Acción y UCE presentaron una denuncia ante la Comisión Europea que ha sido admitida a trámite por incumplimienton en España del Real Decreto que traspone la directiva europea para reducir emisiones de CO2 e incentivar el consumo de vehículos menos perjudiciales para el medio ambiente. Por otra parte, las organizaciones anunciaron nuevas denuncias administrativas contra otros cinco fabricantes y advirtieron que el seguimiento publicitario no se realizará a promociones de modelos concretos si no a la generalidad de las campañas realizadas por las marcas automovilísticas. En la parte positiva, ecologistas y consumidores coincidieron en calificar positivamente la actitud de General Motors que tras conocerse la denuncia administrativa ante la Dirección General de Consumo de Aragón, comunicó a las organizaciones que procedería a un cambio en sus campañas publicitarias que se ajustase a la regulación vigente.