Economía/Transportistas.- Los camioneros piden aplazar las cuotas a la Seguridad Social como medida anticrisis

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) Las patronales de transporte de mercancías por carretera han planteado al Gobierno un plan de Salvamento para sortear el efecto de la crisis en el sector, entre cuyas medidas destaca el aplazamiento de cuotas empresariales a la Seguridad Social y a Hacienda, informó hoy Fenadismer. Entre el resto de peticiones del sector destaca la posibilidad de poder ampliar los plazos de financiación de los créditos y el 'leasing' relacionados con la compra de vehículos y la eliminación del 'céntimo sanitario' con el que algunas comunidades autónomas gravan el combustible para cofinanciar la sanidad. El plan propuesto por los camioneros contempla también el establecimiento de un régimen de suspensión de las autorizaciones de transporte de vehículos que se encuentren inactivos para permitir así a las empresas reducir su fiscalidad y sus costes de aseguramiento. El transporte de mercancías por carretera se desplomó un 20,4% en el cuarto trimestre de 2008, según los últimos datos del observatorio del sector. La caída de los tres últimos meses del año contrasta con los descensos medios que se venían registrando a lo largo del pasado año (un 3,4% en el primer trimestre de 2008, un 7,5% en el segundo y un 6,6% en el tercero). Fenadismer presentó sus reivindicaciones en el marco de la convención anual de la Asociación de Transportistas por Carretera celebrada este pasado fin de semana en Bruselas. La asociación europea, a su vez, también planteó a la Comisión abordar un paquete de medidas a escala europea "que permita a las pymes del transporte hacer frente a la crisis económica", habida cuenta que, según sus datos, el sector transporta más del 75% de las mercancías que se consumen en la UE". Entre las propuestas del sector en Europa resta la introducción del gasóleo profesional (un sistema de devolución total del impuesto sobre combustible) y la modificación de la directiva europea correspondiente que permita reducir los plazos de cobro. Asimismo, piden que los peajes que se cobran a los camiones en algunos países europeos se extiendan también a los particulares y que lo que se recaude se reinvierta en el propio sector y no a cofinanciar el desarrollo de otros modos de transporte.