El 25% de los accidentes que sufren los niños madrileños ocurre en el colegio

Para evitar más siniestros, la Comunidad presenta una guía Guía para la prevención de accidentes en centros escolares MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Uno de cada cinco accidentes de niños madrileños ocurre en el centro de estudio y aproximadamente un 10 por ciento de los menores de 16 años ha sufrido un accidente durante el último año fuera del colegio, según informó hoy el Gobierno regional. Este porcentaje se incrementa en los chicos y más durante la adolescencia, al llegar al 12,9 por ciento, siendo la práctica deportiva el motivo principal de la lesión. En el caso de las chicas, la causa de accidente se origina fundamentalmente en el hogar. Así, las consultas de Atención Primaria atienden anualmente 145.000 accidentes en menores de 16 años, de los cuales 4.407 son ingresos hospitalarios. De cada 10 fallecimientos por accidente en menores, cuatro ocurren por accidentes de tráfico y el resto por otros accidentes como golpes, ahogamientos, caídas o cortes. Para evitar más siniestros domésticos, la consejera de Educación, Lucía Figar, y el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, presentaron esta mañana la Guía para la prevención de accidentes en centros escolares, que se distribuirá a los profesionales educativos para que cuenten con mayor información en la prevención de accidentes en el centro escolar con el objetivo de minimizar sus consecuencias. La guía, editada por la dirección general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, será distribuirá en los 2.292 centros de enseñanzas de Primaria y Secundaria y Especial, tanto públicos como privados y se les hará entrega de tres ejemplares. En su revisión, han participado técnicos de la Consejería de Educación. Güemes insistió en que el centro escolar es el espacio donde los niños pasan gran parte de su tiempo y donde además realizan actividades, como determinados juegos y deportes, que implican riesgos añadidos a los habituales. "El personal docente, como agente de salud en la prevención de accidentes, debe transmitir al alumnado los mensajes oportunos a través de su conducta modélica y del trabajo en el aula. Para cumplir esta tarea, los docentes deben conocer los riesgos potenciales de accidente y poner en marcha las medidas preventivas a su alcance", dijo. MEDIDAS PREVENTIVAS Y PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN La guía recoge las principales medidas de la normativa vigente en cuanto a protección de accidentes en el recinto escolar, tanto en lo referente al recinto cerrado, como a los espacios abiertos: patios, y accesos al colegio, recordando la importancia del papel educador del profesorado. Señala, además, algunas medidas preventivas especiales con el alumnado de menor edad y recuerda que el centro debe contar con un botiquín bien dotado, así como un plan de seguridad, evacuación o emergencia. La Guía recoge el protocolo de actuación ante un accidente, señalando los pasos a seguir ante caídas y golpes, quemaduras, la entrada de un cuerpo extraño en un ojo, o un atragantamiento, para el que los técnicos aconsejan provocar que el niño tosa. También se detalla la actuación correcta ante otros accidentes menos frecuentes como la ingestión de medicamentos, electrocución o mordeduras de animales o insectos. En todos los casos, el protocolo de actuación insiste en la importancia de "lo que no se debe hacer", así como en la pauta general de comunicación y solicitud de ayuda.