El Ayuntamiento habilitará una escuela de circulación de motos en las nuevas instalaciones del parque infantil

El edificio administrativo se comenzará a demoler esta semana para construir uno nuevo, mientras que el graderío será reparado

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Sevilla anunció hoy la habilitación de una escuela de circulación vial permanente para uso de motocicletas, bicicletas y circulación vial en general en las instalaciones del parque infantil de tráfico --en la calle Nicolás Alpériz, en la trasera de la Plaza de España--, una vez finalice por parte de la administración el remozado de éstas, con la construcción de un nuevo edificio administrativo --para lo cual se colocó hoy la primera piedra-- y la reparación del graderío de la zona Sur.

En declaraciones a los periodistas, el concejal de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), anunció que se ha reunido con representantes de concesionarios de motos y asociaciones de moteros, para que tanto estas entidades como los centros educativos puedan "poner en valor" el circuito para la formación y adquisición de hábitos civiles en materia de seguridad vial.

En este sentido, el convenio con el que se trabaja permitirá que a cualquier persona que compre una motocicleta se le ofrezca la posibilidad de llevar a cabo un curso de formación gratuito, "una experiencia que le haga poder hacer una conducción más segura para él mismo y el resto de personas, recuperando habilidades perdidas o no ganadas", en referencia a la nueva normativa que permite que una persona con un carnet de conducir estándar pueda manejar motocicletas hasta una cilindrada concreta.

"Nos convertiremos en la primera ciudad de España que tenga un circuito urbano de motos y ciclomotores en el centro de la ciudad", se congratuló Fernández, que subrayó que la principal novedad de las nuevas instalaciones --cuyo proyecto respetará el circuito y la vegetación de palmeras existente-- a pie de pista será que la circulación de 'karts' a pedales y bicis se intercalará con vehículos a motos.

En cuanto al edificio en sí, el concejal de Conservación de Edificios Municipales, Joaquín Díaz (PSOE), indicó a los periodistas que el nuevo edificio, que tendrá un salón con capacidad para más de 70 personas para los conocimientos teóricos, contará con 70 centímetros más de altura que el actual, por la construcción de un forjado.

La construcción, que contará con un plazo de nueve a doce meses con un presupuesto de adjudicación de 555.000 euros, constará de dos partes "total y absolutamente diferenciadas", la administrativa y la pública, con dos entradas diferentes al edificio y unos 170 metros cuadrados de superficie útil construible que se ganan --de 261 a 432--.

SINDICATOS PLANTEARON LLEVAR EL CASO A FISCALÍA

Los sindicatos municipales, según informaron en su momento a Europa Press, se plantearon llevar el tema a la Fiscalía, toda vez que en una inspección se detectó la existencia de agujeros, una ingente humedad o una instalación eléctrica defectuosa, que según los sindicatos devenía de la antigüedad del edificio.

La demolición deberá contar con un tratamiento especial de los techos de uralita. De otro lado, los azulejos se van a recuperar, pues "no tienen validez cultural, pero sí cierto valor nostálgico", por lo que se colocarán en el interior de la construcción a modo de murales decorativos.

En cuanto al personal que desempeña su labor en estas dependencias, unos diez trabajadores que tendrán que mudarse cuando comience el derribo esta semana, se trasladarán a oficinas de la empresa municipal de transportes (Tussam), según confirmaron a Europa Press fuentes municipales.