El Ministerio de Medio Ambiente invertirá 1,8 millones en San Sebastián para encauzar la margen izquierda del Urumea

SAN SEBASTIAN, 03 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino realizará una inversión de 1.836.000 euros para el encauzamiento y la regeneración de la margen izquierda de la ría del Urumea, en San Sebastián, entre los puentes de Euskotren y Egia.

Según informó la Delegación del Gobierno en el País Vasco, esta inversión, que permitirá la creación de 20 empleos, se enmarca dentro de las actuaciones que lleva a cabo el Ministerio dirigidas a reforzar el litoral y que están recogidas en el Fondo para la dinamización de la economía y el empleo (PLAN-E), que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 5 de diciembre.

En un comunicado, el Delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, consideró que esta actuación constituye "una excelente noticia" para todos los donostiarra ya que, además de contribuir a la creación de empleo, permitirá ofrecer a los ciudadanos "unas infraestructuras y unos servicios de calidad que, en este caso, mejoran el entorno natural y habilitan espacios de ocio y deporte".

El paseo propuesto tiene una longitud total de unos 400 metros y está situado en la margen izquierda de la ría del Urumea, en la zona noreste del barrio de Loyola, que a su vez está inmerso en un proceso de regeneración y rehabilitación urbana.

La zona es una ribera de un gran valor natural y paisajístico, a excepción de un tramo de 158 metros, donde la cercanía de los muros de las edificaciones con el borde del río ha impedido el desarrollo natural de la ribera.

Para solventar este problema se ha planteado la realización de una obra que dé continuidad al paseo peatonal y al bici-carril construidos aguas arriba y abajo de la ría del Urumea, y por otro, potencie el ecosistema de ribera natural. Para ello, en la mayor parte del trazado se han planteado soluciones que permiten el mantenimiento de las orillas naturales y posibilitando el desarrollo de las especies animales y vegetales.

Los materiales que se utilizarán son de aglomerado para el pavimento del carril bici, de hormigón coloreado el del tránsito peatonal en el tramo natural y de muro de costa, y de madera en el tramo en voladizo. Los elementos de borde, así como el mobiliario propuesto se realizarán a base de piedra natural blanca y madera.

La anchura del paseo será de seis metros, siendo 2,5 metros los destinados al bici-carril y 3,5 metros al paseo peatonal. Este bici-carril se incluye en la red de bidegorris de la ciudad, que cuenta ya con 22 kilómetros de este tipo de vías y seis más en previsión.

El expediente ha sido sometido a información pública y oficial y acaba de ser remitido esta semana a los Servicios Centrales del Ministerio al objeto de que se inicie la tramitación económica y de licitación. El plazo de ejecución estimado es de nueve meses.