El 'narcotest' detecta a dos consumidores el primer fin de semana de funcionamiento en Punta Umbría

PUNTA UMBRÍA (HUELVA), 12 (EUROPA PRESS)

El dispositivo instaurado este fin de semana en Punta Umbría (Huelva) para detectar el consumo de droga en los conductores, el 'narcotest', se saldó con dos conductores "que habían consumido sustancias psicotrópicas, concretamente hachís" del total de los 27 vehículos a los que les dio el alto para realizarles el control.

En declaraciones a Europa Press, el inspector jefe de la Policía Local de la localidad, Antonio Garrido, explicó que la instauración de este dispositivo, que se aplicará durante campañas de tráfico especiales, ha sido "muy positivo", y por lo tanto "un paso hacia delante en lo que a materia de seguridad vial se refiere".

La Policía Local de Punta Umbría (Huelva) puso en marcha ayer el dispositivo que será usado en los controles de tráfico y con los que además de detectar el consumo de alcohol, indica la presencia de cinco drogas distintas, implantándose así de forma pionera en Andalucía por parte de agentes de la Policía Local.

El 'narcotest' detecta el consumo de cinco tipos de droga diferentes, esto es, opiáceos, cocaína, cannabis, anfetaminas y éxtasis, y el positivo en esta prueba conlleva una multa de 600 euros, la retirada de seis puntos del carné y entre uno y tres meses de suspensión del permiso de conducir, así como la reforma del Código Penal incluye penas de cárcel de tres a seis meses.

Según subrayó Garrido, "primero se hace un control de alcohol y, si da negativo pero existen síntomas en el individuo de que pudiera haber tomado alguna sustancia, se activa el control de drogas", a lo que añadió que se lleva a cabo para "mejorar la seguridad vial y reducir el número de accidentes" en la localidad, un municipio de referencia en la época de verano, indicó.

En cuanto a su uso por parte de los agentes, el aparato funciona prácticamente igual que el detector de alcohol, un bastón recoge la saliva del conductor y debe permanecer en la boca hasta que se vuelve de color azul y, seguidamente, se introduce en una unidad que analiza, uno por uno, los positivos en las cinco drogas citadas.

Al finalizar los análisis, que tardan en total menos de diez minutos, el 'narcotest' determina si la persona ha consumido drogas en las tres últimas horas y de qué tipo de sustancia se trata.