El Pleno aprueba con el voto en contra del PP el endurecimiento de sanciones en 68 infracciones

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS) El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Sevilla aprobó hoy con el voto en contra del Grupo Popular, de manera inicial, la modificación de las normas de graduación de las sanciones en materia de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, en las vías urbanas de titularidad municipal de la ciudad, en un total de 68 infracciones. La propuesta fue presentada por el concejal de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), que estableció la intencionalidad de la iniciativa en la defensa del espacio público, con hincapié del endurecimiento en "aquellos lugares que deben ser protegidos por las instituciones, incrementando las sanciones para las infracciones que vulneren los espacios colectivos". El concejal del PP Ignacio Flores ofreció la réplica según la inexistencia de una seguridad jurídica "garantizada" para los conductores y la Policía Local sevillana. Así, el edil popular justificó el voto en contra de su grupo porque los sevillanos "no saben dónde tienen que aparcar", ya que el Plan de Aparcamientos anunciado por el Consistorio sólo ha visto uno de ellos construido, el de José Laguillo; por ello, indicó que la postura del gobierno municipal traslada el pensamiento de que "la única forma de que respeten las reglas es atracándoles el bolsillo". Sin embargo, según señaló Flores, los habitantes de los barrios se ven "obligados" a aparcar en doble fila por cuestiones tales como la instauración del sentido único en la segunda Ronda sin habilitar aparcamientos alternativos. Asimismo, criticó el "afán recaudatorio" que el Ayuntamiento demuestra con esta medida, aprovechando el debate para instar a acelerar la proyección de las líneas 2, 3 y 4 del metro o a la mejora de las condiciones de la empresa municipal de transportes (Tussam), de la que ya criticó en declaraciones a Europa Press sus problemas "políticos" para no instaurar un sistema directo de transbordo con el metro, lo que provoca que los ciudadanos de municipios metropolitanos "paguen menos que los sevillanos, que no son ciudadanos de segunda". Fernández, de su lado, contrarreplicó señalando que la inseguridad jurídica es "cero", pues "nadie defiende a los ciudadanos mejor que este gobierno". De esta forma, criticó la "defensa" de la doble fila y las infracciones que, a su juicio, había llevado a cabo Flores, así como el "indulto" que habría planteado con sus palabras para los infractores. "No hay incertidumbre", según el edil de Movilidad, puesto que la modificación afecta a un 7 por ciento de las sanciones existentes. También recordó el socialista que antes de finales del presente año deben estar presentados los proyectos de las líneas 2, 3 y 4 del metro, ya en licitación, y que la Línea 1 se pondrá en marcha "muy pronto" y, en todo caso, "con un alcalde y un presidente de la Junta de Andalucía socialistas". Mientras Flores desafió en su explicación de voto a Movilidad a traer los datos de retirada de vehículos por la grúa municipal y aludió a la escasez de policías locales, el portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, aprovechó su turno en el debate de esta moción para, entre diversas justificaciones a alusiones populares, acusar reiteradamente a un medio de comunicación local de "artero, burdo y coprofílico" por las informaciones y metodologías utilizadas en el caso de las subvenciones de la Fundación DeSevilla.