Extremadura subvencionará la compra de vehículos híbridos con ayudas de hasta 3.000 euros

MÉRIDA, 3 (EUROPA PRESS)

La Junta de Extremadura subvencionará la compra de vehículos híbridos concediendo ayudas de 3.000 euros o del 15 por ciento del coste del coche, siempre que este no supere el precio de los 28.000 euros.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó hoy, por primera vez, un decreto regula la concesión de subvenciones para la adquisición de vehículos híbridos, según informó en rueda de prensa la vicepresidenta Primera y portavoz, Dolores Pallero, en rueda de prensa.

El presupuesto para la concesión de estas ayudas es de 600.000 euros, explicó la vicepresidenta Primera, quien añadió que podrán ser beneficiarios las personas físicas, jurídicas, cooperativas o entidades locales que compren un vehículo de estas características. El plazo de solicitud permanece abierto hasta el 31 de octubre.

La concesión de estas ayudas se enmarca "en la estrategia de ahorro y eficiencia energética" que lleva a cabo la Junta de Extremadura, explicó Pallero, quien recordó que "los productos petrolíferos suponen más de la mitad del consumo energético en España y en Extremadura".

Esto supone una "gran dependencia del exterior", de ahí la necesidad de actuar dentro del sector del transporte que, según los datos que aportó Pallero, es responsable de más del 30 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

En ese sentido, explicó que los vehículos híbridos "son más eficientes energéticamente y producen menos emisiones", de ahí el fomento de su compra, con los objetivos de reducir el consumo energético, disminuir las emisiones de gases a la atmósfera, favorecer el uso de vehículos de bajo consumo energético, "y promover un cambio de tendencia en la sociedad hacia automóviles más ecológicos y sostenibles".

Cabe recordar que se entenderá por vehículo híbrido aquél que combine dos motores, uno eléctrico mediante baterías y otro de explosión de combustible convencional, de tal forma que ambos, de forma individual o conjunta, participen en algún momento en la tracción del mismo, no sólo en el arranque, consiguiendo un menor consumo y menores menores emisiones que un vehículo tradicional con las mismas prestaciones.

Este tipo de medio de transporte tiene un precio superior al precio medio del mercado, "pero su consumo energético es inferior y, por tanto, el usuario tendrá que asumir un menor gasto energético", explica la Junta.