Fomento propone para circunvalar Valencia prolongar la A7 al norte, mejorar el tramo central y una nueva autovía al sur

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

El ministerio de Fomento propone como solución a la circunvalación exterior de Valencia la prolongación de la A-7 por el norte; llevar a cabo actuaciones de mejora en el tramo central; por el sur, la creación de una nueva autovía que sea prolongación de la actual AP-7 y en relación con Madrid, un nuevo trazado que discurra en paralelo a la A-3.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, presentó hoy junto al Jefe de Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento, José Vicente Pedrola, el estudio informativo para la construcción de la circunvalación exterior de Valencia, cuyas actuaciones en global rondan los 650 millones de euros, de los cuales, el Ministerio de Fomento trabaja con la previsión inicial de que 400 serán libres de peaje.

Ahora el estudio se someterá a las alegaciones, por lo que, resaltó, no se trata de una solución "definitiva". Peralta explicó la necesidad de estas obras, dados los niveles de saturación del by-pass, infraestructura que ha prestado un servicio "importantísimo", y en la que, remarcó, cada día confluyen más vías.

El delegado indicó que a pesar de que se ha incrementado en un cincuenta por ciento la capacidad del by pass, éste se ha quedado "pequeño" y afirmó que la previsión es que en 2030 todos los tramos estarían en niveles máximos de congestión.

De este modo, se propone mejorar la especialización funcional, la capacidad, la seguridad vial y la integración ambiental de la actual circunvalación entre los enlaces con la carretera CV-32 y con la A-3 --proyecto de trazado y construcción en redacción--; el trazado del estudio informativo entre la A-7 (Faura) y la CV-32, que sería libre de peaje.

Asimismo, se contempla el trazado del estudio informativo entre la CV-36 y la A-7 (Alginet)-AP-7 (Sollana) y un trazado del estudio informativo nueva radial desde la A-3, ambos con un sistema de financiación a validar en un futuro anteproyecto y estudio de viabilidad.

Igualmente, se contemplan como actuaciones complementarias una nueva conexión entre la actual circunvalación de Valencia y la CV-50 y una nueva conexión entre la A-3 y la actual circunvalación de Valencia a la altura del distribuidor sur.

El tramo 1 --autopista AP-7-Bétera-- tiene una longitud de 21,03 kilómetros y un presupuesto de 165 millones, libre de peaje. Los tramos 2 --Bétera-Conexión con nuevo acceso a Valencia desde la A-3-- y 3 --conexión con nuevo acceso a Valencia desde la A-3-Torrente-- actualmente en proyecto de trazado y construcción, tienen una longitud de 26,10 kilómetros libres de peaje y un presupuesto de 255 millones, mientras que el el tramo 4 --Torrent-Algemesí (autopista A-7), tiene una longitud de 25,13 kilómetros y 120 millones de euros. Se plantea con peaje. Paralelamente, el nuevo acceso a Valencia desde la A-3 mide 20,39 kilómetros y tiene un presupuesto de 101 millones de euros.

La anchura de los carriles prevista es de 2 por 3,50 metros con una velocidad prevista de 120 kilómetros por hora y una anchura de mediana de 14 metros, con un radio mínimo de 1.000 metros. Con estas actuaciones, según los técnicos, el by pass no tendría problemas de capacidad ni funcionalidad en un plazo de 20 años.

El "paraguas" administrativo para estas obras sería el el protocolo firmado entre la Generalitat y el Gobierno Central en abril de 2005.

Según los técnicos en el by pass se entremezcla tráfico de carácter nacional, internacional, local y comarcal porque actúa muchas veces como ronda de la ciudad.