Huelva.- Cuéllar (PSOE) culpa a Volante (PP) de "hacer caja rápida a costa de los ciudadanos" con la salida de Giahsa

HUELVA, 15 (EUROPA PRESS) El secretario general del PSOE, Gustavo Cuéllar, culpó hoy al alcalde de Moguer (Huelva), Juan José Volante, de querer "hacer caja rápida a costa del bolsillo de los ciudadanos", tras el anuncio del Ayuntamiento de la posible de la salida de la empresa de Gestión Integral Aguas Costa de Huelva (Giahsa) de la localidad. En declaraciones a Europa Press, Cuéllar definió la propuesta de los populares como "una estrategia marcada a nivel provincial" impulsada "por el nuevo presidente del PP y el alcalde del municipio", y desde su partido mostraron la "crítica más dura" por lo que para ellos supone "un peligro para muchos puestos de trabajo a nivel local que no se garantizan con la contratación de una nueva empresa concesionaria". Del mismo modo, el también viceportavoz de PSOE, expuso la preocupación que les supone que "se intente privatizar un servicio que cubre una necesidad tan básica como el agua que tiene que ser de calidad, garantizar el abastecimiento constante y de cierta garantía en caso de problemas" ya que presuponen que la nueva empresa no ofrecerá ese servicio, puesto que al ser privada tiene como objetivo "ganar dinero y rentabilizar el vender el agua". Por lo tanto, Cuéllar dejó claro que no entienden que "una empresa como Giahsa, que es reconocida a nivel provincial, nacional y autonómico, como una de las mejores empresas que ofrece el servicio" sea sustituida por una empresa privada con fines lucrativos "a costa de la reducción de servicios, de personal y de la calidad". Asimismo, achacó esta "estrategia provincial" a la "deuda de más de tres mil millones de pesetas que debe el Ayuntamiento de Moguer y que conseguirá con el dinero que pague la empresa concesora" para tener derecho a la explotación del agua, "un problema que supone que las deudas del Ayuntamiento repercutan en los ciudadanos a través del coste del agua". Por último, desde su partido creen que la salida de la empresa pública "tiene más perjuicios que beneficios", puesto que para Volantes "los intereses partidistas van por encima de los de los ciudadanos", que tendrán "una hipoteca de más de 25 años, que irá incrementando el precio del agua hasta que el Ayuntamiento le dé el dinero que previamente le ha dado a la empresa privada por la concesión administrativa".