JSS lamenta la "mala imagen" de la ciudad que da el alcalde por "continuos enfrentamientos institucionales"

Casares reitera que Fomento fija criterios sobre ordenación ferroviaria y el Ayuntamiento se encarga de criterios urbanísticos

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

Juventudes Socialistas de Santander (JSS) lamenta la "mala imagen" que está dando de la capital cántabra el alcalde, Iñigo de la Serna, con sus "continuos enfrentamientos institucionales" con todas las administraciones con las que se relaciona, como el Estado, el Gobierno de Cantabria o el Puerto de Santander.

El secretario general de JSS, Pedro Casares, explicó en nota de prensa que la ciudad se encuentra en una "encrucijada" en la que gracias a los "cambios de rumbo" en otras administraciones, como el Gobierno de Cantabria, el Estado o el Puerto, la capital va a experimentar un "cambio estratégico que venía años retrasándose".

Pese a ello, incidió, el alcalde "está demostrando" una "inexperiencia" en los procesos negociadores que trata de tapar con "mucho ruido", "crispación" y "distorsionando de la realidad". "Amenazar con levantarse de la mesa no es desde luego la mejor forma de negociar", criticó.

"No es bueno para la imagen de una ciudad seria y moderna que su principal representante sólo salga a los medios de comunicación para enfrentarse con otras Administraciones", sostuvo el líder de los jóvenes socialistas santanderinos, quien consideró que "este tipo de proyección no ayuda mucho a dar una visión positiva en el exterior de una ciudad que aspira a un proyecto de envergadura como es la Capitalidad Europea de la Cultura".

"La lealtad y la colaboración institucional son imprescindibles para cualquier reto de futuro, y el PP está demostrando que no conoce lo uno y renuncia a lo otro", sentenció.

Así, detalló que en grandes proyectos como los compromisos socialistas de construir viviendas protegidas en La Remonta o liberar espacios para la ciudad en las vías de RENFE y Feve o en los espacios portuarios, la actitud de De la Serna está siendo de "crispación, enfrentamiento y deslealtad institucional sin precedentes".

El dirigente juvenil socialista se refirió a las críticas del alcalde a las negociaciones con Fomento para la reordenación ferroviaria. Al respecto, Casares le recordó a De la Serna que las competencias municipales, "es decir, las suyas", incluyen la ordenación urbanística, por lo que "difícilmente Fomento puede imponer ningún desarrollo".

Frente a lo que está trasladando el regidor santanderino con "un rigor muy poco propio" de un representante ciudadano, el secretario general de JSS subrayó que Fomento "no exige ni impone criterios urbanísticos en este proceso, sino que libera espacios sobre los que luego es el Ayuntamiento quien decide su uso".

"Esperamos que no haga como sus compañeros de partido en el pasado y desaproveche esta oportunidad ahora que por fin hay una administración estatal y regional que sí están de verdad interesadas en hacer realidad estos proyectos", aseveró, a la vez que reprochó al regidor su "irresponsabilidad" porque "las trabas que está poniendo en peligro un proyecto y una financiación" de la que se beneficiarán principalmente los santanderinos y de manera especial los "tradicionalmente castigados por la derecha" vecinos de Castilla Hermida.

Casares también contrapuso las "prisas" del alcalde con el proyecto de La Remonta con la petición de "más tiempo" que ha realizado para la ordenación del frente marítimo de la ciudad, por lo que pidió al Partido Popular de Santander que "unifique doctrina" sobre los plazos que considera "adecuados para los grandes proyectos de otras instituciones en la ciudad".