La alcaldesa de Cádiz critica que Fomento "no escuche" las propuestas del Ayuntamiento para el segundo puente

CÁDIZ, 2 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez (PP), criticó hoy que el Ministerio de Fomento "no escuche" las propuestas del Ayuntamiento gaditano con respecto a la incorporación del segundo puente en el entramado de carretera urbano de la ciudad, ya que la propuesta del Ministerio consiste en incorporar el puente a la circulación de la ciudad "con un talud y una rotonda macizada a tres metros y medio de altura", lo cual "incomunicaría a unos vecinos con otros".

En rueda de prensa, Martínez se preguntó si la "única solución" es un talud o si no hay una solución arquitectónica mejor. Asimismo, tras insistir en la falta de respuesta del Ministerio de Fomento, pidió que si la única solución que dan es esa, "que dejen el puente en la cota más baja del término municipal de la ciudad, a cota cero, y el resto lo arreglará" el Ayuntamiento.

La alcaldesa de Cádiz recordó que se lleva trabajando desde 2004 y "todos los días nos dan larga y nunca dan contestación". En este sentido, se quejó de que se haya tomado en cuenta con rapidez las alegaciones de otras instituciones o empresas, como se hizo por las alegaciones de Navantia subiendo diez metros la altura del puente o poniendo un tramo móvil y con las de la Junta para incorporar un tranvía, y no se "escuchen las necesidades de la ciudad".

A juicio de Teófila Martínez, eso es "una burla, una falta de respeto" y una demostración de "sectarismo" por parte de la titular del Ministerio de Fomento, Magdalena Álvarez.

Asimismo, criticó que el portavoz de la oposición y diputado nacional del PSOE, Rafael Román, diga que el Ayuntamiento tiene "falta de previsión", ya que insistió en que llevan "años peleando por el segundo puente" y recordó que un ejemplo de "falta de previsión" es el de la Junta, "que después de cinco años decide que vaya un tranvía".

Finalmente, Martínez afirmó que no puede permitir que no se escuche al Ayuntamiento en los planteamientos de las "necesidades de la ciudad" y se quiso adelantar a las posibles críticas del PSOE diciendo que "eso no es crispación".