La Mancha desde mañana con motivo de la Operación Semana Santa

TOLEDO, 2 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que entre mañana, viernes, día 3, y hasta el lunes 13 de abril, se produzcan 3.745.000 desplazamientos en Castilla-La Mancha --14,4 millones en total a nivel nacional-- como consecuencia de la Operación Especial de Semana Santa 2009, que se desarrollará en dos fases.

En concreto, en la provincia de Albacete se prevén un total de 430.000 desplazamientos, en Ciudad Real 735.000, en Cuenca 680.000, en Guadalajara 450.000, y en Toledo 1.450.000, según informó la Delegación del Gobierno en la región.

Para hacer frente a este volumen de desplazamientos, se pondrá en marcha un dispositivo a partir de las 15.00 horas de mañana que movilizará a 9.300 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 400 más que el año pasado, de los cuales 795 estarán presentes en las carreteras de Castilla-La Mancha. Además, se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria.

En la provincia de Toledo, las carreteras con mayor intensidad de tráfico serán la A-4, A-5, A-42, N-301 y N-401, siendo los puntos conflictivos los situados en la A-4 en la salida del kilómetro 52 (Ontígola-Casilla de la Dolores), en la salida el punto kilométrico 67,5 enlace con la R-4 y en el retorno el kilómetro 62 (Ocaña) en el enlace con la N-301.

Además, hay obras en la carretera, dependientes de la Junta, que une Sonseca, Villaminaya y Mascaraque, hasta el mes de mayo, y en las carreteras de la Diputación de Toledo TO-1149, TO-1451, TO-1297, TO-2422, TO-2615, TO-2999, TO-3639 y TO-3249.

En Albacete serán las carreteras A-30, A-31, N-301 y N-430 las que presenten mayor intensidad de tráfico. En esta provincia el único punto conflictivo está situado en la A-31, entre Albacete y La Roda, por la confluencia de la A-30 y la A-31 y de la AP-36 y la A-31.

En esta provincia existen obras en fase de ejecución en la A-31, entre los kilómetros 55 y 73, que no afectarán a la capacidad de la carretera.

De otro lado, la A-4, N-310, N-420 y la N-430/A-43 serán las carreteras que experimenten mayor tráfico en la provincia de Ciudad Real, donde no hay ningún punto conflictivo pero sí obras en fase de ejecución en distintos puntos de la A-4, N-310, N-401, N-420, N-430, CM-3202, CM-4106, CM-415, CM-4110, CM-413, CM-3113, CR-5011 y la CR-5031.

En la provincia de Cuenca las vías más conflictivas serán la A-3, A-31 y N-301. Como puntos conflictivos figura, en la A-3 desde el kilómetro 177 al enlace con la autovía A-31; la N-III, en Honrubia y la N-301, a la altura de Las Pedroñeras. En esta provincia no existen obras en fase de ejecución.

Finalmente, la A-2 y la autopista R-2 serán las vías de más intensidad en Guadalajara, donde como puntos conflictivos figura del kilómetro 70 al 60 y la circunvalación de Guadalajara, sentido Madrid, así como el kilómetro 272 de la N-320, a la altura de Guadalajara, por retenciones. En esta provincia no existen obras en fase de ejecución.

OPERACIÓN

Tráfico ha divido la operación en dos partes: una primera, que se desarrollará el próximo fin de semana, y una segunda parte, que comenzará el miércoles 8 de abril. Esta segunda fase, más complicada que la anterior en cuanto a desplazamientos, concluirá el lunes 13 a las 24.00 horas.

Tráfico prevé que las mayores dificultades se produzcan en las salidas de las grandes ciudades hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, por lo que la DGT recomienda planificar el vieja y evitar las horas más desfavorables.

Concretamente, los peores atascos tendrán lugar mañana viernes 3 entre las 15.00 y las 24.00 horas, el sábado 4 entre las 09.00 y las 14.00 horas en la primera fase, mientras que en la segunda fase, los principales problemas se centrarán el miércoles 8 entre las 13.00 y las 24.00 horas, el jueves 9 entre las 07.00 y las 15.00 horas.