La operación salida empieza con retenciones que no superan las de un fin de semana habitual

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

La primera fase de la operación salida de Semana Santa, que empezó a las 15 horas, se desarrolló con retenciones concentradas mayoritariamente en el área metropolitana de Barcelona que no superaron las de un inicio de un fin de semana habitual.

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha calculado que saldrán del área metropolitana 485.000 vehículos entre las 15 horas de hoy y las 15 de mañana, cuando terminará la primera fase de la operación salida.

En declaraciones a Europa Press, una portavoz del SCT explicó que esta tarde el tráfico fue fluido en la mayoría de vías y que los problemas se registraron básicamente en las entradas y salidas de la capital catalana. Pasadas las 21 horas sólo quedaba alguna retención en la Ronda de Dalt.

En concreto, sobre las 18 horas las mayores retenciones de salida de Barcelona se registraban en la autovía A-2 en sentido Lleida, con cuatro kilómetros de retenciones en Abrera y dos de circulación intensa en Sant Vicenç dels Horts.

Además, en la autopista AP-2 hubo tres kilómetros de cola en El Papiol para enlazar con la autopista AP-7 en dirección a Girona. El resto de retenciones se concentraron en las Rondas y vías de salida de la capital catalana.

La tarde empezó con la apertura al tráfico del túnel de Bracons, prevista para las 16 horas, pero que se vio retrasada media hora en la comarca de la Garrotxa (Girona) porque medio centenar de activistas de la plataforma Salvem les Valls interrumpieron el tráfico para expresar su desacuerdo con la nueva infraestructura.