Los accesos a Madrid concentran los mayores problemas de circulación con 147 kilómetros de retenciones

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La operación retorno de Semana Santa registraba a media tarde los mayores problemas de circulación en las provincias limítrofes a Madrid en las principales carreteras y autovías de entrada a la capital, con un total de 147 kilómetros de retenciones. Asimismo, otros de los focos con mayores retenciones se situaban a las seis de la tarde en los accesos a Sevilla, Málaga y Barcelona, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así, en la A-1, carretera de Burgos, hay tres kilómetros de retenciones a partir del kilómetro 36 en el término municipal de San Agustín de Guadalix. En esa misma carretera, pero a la altura de San Sebastián de los Reyes, hay 33 kilómetros de retenciones a partir del kilómetro 24, debido a la presencia de conos en la calzada.

Además, en la A-42 hay ligeras retenciones a la altura de Parla debido a la incorporación de conos, y en la A-3, carretera de Valencia, a la altura de Perales de Tajuña, hay 67 kilómetros de atasco.

En la A-6, carretera de La Coruña, el tráfico se ve interrumpido durante 14 kilómetros a la altura de Las Rozas, y en la A-5, carretera de Extremadura, hay 30 kilómetros de retenciones a la altura de la localidad de Navalcarnero.

En la A-4, sentido Madrid, en las inmediaciones de Manzanares y Villarta de San Juan (Ciudad Real) la circulación es lenta, entre los kilómetros 179 y 185 y 148,5 y 145, respectivamente. La A-5, sentido Madrid, también registra nivel amarillo con paradas intermitentes, en la provincia de Toledo, a la altura de la localidad de Oropesa, entre los kilómetros 107 y 128.0.

Los accesos a Barcelona también presentaban dificultades en el tráfico, concretamente en la AP-7 a la altura de los municipios de Vilafranca del Pedenés, Sant Sadurni D'Anoia y Llinars del Vallés. La C-31, en Calonge (Gerona), tenía a media tarde seis kilómetros de retención.

En las carreteras de Andalucía, las mayores dificultades se concentraban en la A-49, a la altura de Bormujos, y en la AP-4, en Las Cabezas de San Juan, en ambos casos en dirección a Sevilla capital.

Asimismo, había también cinco kilómetros de retenciones en la A-471, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y once kilómetros en la A-45, en la entrada a Málaga capital.