Los conductores españoles, entre los peor valorados por el resto de europeos, según un estudio

Uno de cada cuatro españoles reconoce que circula a más de 150 kilómetros por hora en autopista

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los españoles están entre los conductores que peor conducen de Europa, según opinan el resto de europeos en una encuesta realizada por el Grupo Axa en Francia, Alemania, Irlanda, Gran Bretaña, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Italia, Portugal y España.

Preguntados por los tres países europeos en que se conduce mejor, sólo los propios españoles colocan a España en el segundo puesto, mientras que ninguno de los otros países encuestados consideraron que España se merezca estar en este ranking. Holanda, Bélgica y Luxemburgo, son los otros tres países peor considerados.

Por contra, Alemania, Suiza y Reino Unido, son considerados por los europeos como los países en dónde mejor se conduce. De hecho, los conductores alemanes son considerados como los que mejor conducen por casi todos los europeos, menos por los ingleses, los irlandeses, los suizos y los ciudadanos de Luxemburgo, que sitúan a los alemanes en un segundo puesto.

Aunque más de la mitad de los españoles (un 51%) cree que los conductores nacionales son buenos, sólo el 36 por ciento cree que en España se conduce mejor que el resto de Europa, el 11 por ciento considera que no son tan buenos como los otros europeos y el 8 por ciento considera que son claramente peores.

Sobre las posibles causas de la situación española en el ranking, el director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Axa, Josep Alfonso, señaló dos: el exceso de velocidad y el "escaso" conocimiento del Código de Circulación. Así, uno de cada cuatro españoles reconoce que conduce a más de 150 kilómetros por hora en autopista, y el 44 por ciento admite que lo hace a más de 65 kilómetros por hora en ciudad.

Además, los conductores españoles no consideran estos comportamientos "de los más graves al volante". Concretamente, los sitúan por detrás de rebasar una línea continua al adelantar, no guardar la distancia de seguridad, coger el teléfono, no señalizar al adelantar, conducir tras ingerir alcohol o adelantar por la derecha en autopista. De hecho, para el 19 por ciento de los españoles los límites de velocidad responden a la necesidad de ingresos del Estado.

Una aptitud en el volante que se empeora con el desconocimiento que los españoles muestran sobre temas con una alta incidencia en la mortalidad como la velocidad o el alcohol. Sólo uno de cada tres conductores españoles acierta sobre cuál es el límite legal de alcohol para conducir y, comparado con el resto de países europeos, España es el país de la encuesta con menor grado de conocimiento del límite de velocidad permitido en carretera.

Los españoles también lideran el ranking, sólo superados por los italianos, en cuanto a sentirse inseguros en la carretera. El 43 por ciento de los españoles no se percibe seguro al volante, y achacan esa inseguridad al estado de las infraestructuras (42%), a que no se está concienciado sobre los efectos del alcohol (38%), o a que no se enseña seguridad vial a los niños (36%), entre otros motivos.