Los conservacionistas del Aljarafe y Chamizo analizan hoy la nueva autovía y los Jardines de Forestier

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS) Los colectivos conservacionistas del sector norte de la comarca sevillana del Aljarafe se reunirán hoy con el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para debatir acerca de las consecuencias sobre el medio ambiente y el patrimonio histórico de la segunda fase de la autovía metropolitana proyectada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes entre Camas y Sanlúcar la Mayor y el destino de los Jardines de Forestier, enclavados en Castilleja de Guzmán, declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y amenazados por un proyecto urbanístico. El portavoz de la organización Valencina Habitable, Eduardo Apellániz, informó a Europa Press de que el encuentro se celebrará a las 11,00 horas en la sede de la institución. Sobre la mesa, principalmente dos conflictos ya elevados a debate a esta institución por los colectivos conservacionistas del Aljarafe, la nueva autovía metropolitana y la protección de los Jardines de Forestier. Sobre la segunda fase de la autovía, proyectada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes para atraer el tráfico de la carretera autonómica A-8077 y enlazar Camas y Sanlúcar la Mayor, cabe destacar que afecta un entorno geográfico sumamente conflictivo en lo que al urbanismo y las infraestructuras se refiere a cuenta de los yacimientos de vestigios prehistóricos que pueblan Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán. De hecho, la apertura del proyecto de la segunda fase a información pública fue motivo de denuncias ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial y el Defensor del Pueblo Andaluz por parte de estos colectivos como consecuencia de que el documento expuesto aludía sólo a una clave; '3-SE-0573-0.0-0.0', pero no aludía a la descripción en sí de la iniciativa, lo que a juicio de los conservacionistas implica una obstrucción al plazo de alegaciones. En cuanto a los Jardines de Forestier, legado del arquitecto francés J.C.N. Forestier, los conservacionistas advierten de que el hotel planeado por el Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán, gobernado por Carmelo Ceba (PSOE), a partir de un 'área de oportunidad' reconocida en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), aún pendiente de aprobación definitiva, vulnera la protección de la declaración de Bien de Interés Cultural que pesa sobre este parque.