Los madrileños tendrán a final de año 813 plazas más de aparcabicis y 38 nuevos kilómetros de carriles para este transporte

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los madrileños tendrán 8.000 nuevas plazas de aparcabicis y 38 nuevos kilómetros de carriles para este transporte siendo las dos iniciativas financiadas por el Fondo Estatal de Inversión Local, explicó hoy el Ayuntamiento de Madrid.

Estos 38 nuevos kilómetros están repartidos en seis itinerarios y discurrirán por ocho distritos: Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas, Hortaleza, Barajas, Latina, Carabanchel y Moncloa-Aravaca. Algunos de estos recorridos conectarán con el Anillo Verde Ciclista y otros discurrirán dentro de la M-30, como el de Ciudad Universitaria. Con ello se pretende aumentar las opciones a la hora de desplazarse en bicicleta por el interior de la ciudad.

La puesta en marcha de los seis circuitos de carriles bici tendrá un coste de 14,4 millones de euros. Las obras terminarán este mismo año. Asimismo, la inversión prevista para las 8.000 nuevas plazas de aparcamiento, de las que 813 serán nuevas y distribuidas por los 21 distritos, alcanzará los 1,5 millones de euros. Estarán ubicados, preferentemente, en zonas con mayor frecuencia de uso y junto a elementos generadores de viajes como intercambiadores, centros educativos, parques o zonas deportivas.

Las nuevas rutas para bicicletas se sumarán a los 262 kilómetros de carriles que ya están en servicio o a punto de concluir, por lo que los 575 kilómetros previstos de carriles estarán listos en 2016, según las mismas fuentes.

Además de los nuevos carriles bici y las plazas de estacionamiento, la operación conlleva otras mejoras complementarias como la plantación de 2.165 árboles y 15.542 arbustos o la instalación de más de 2,5 kilómetros de vallas protectoras.

Desde el Ayuntamiento de Madrid explican que con sólo un 17 por ciento al año de días con precipitaciones, una temperatura media de 14,6 grados y un desnivel en los grandes ejes que atraviesan la ciudad de norte a sur y de este a oeste que sólo en algunos tramos supera el 2,5 por ciento, la bicicleta "constituye una alternativa de transporte no contaminante y saludable, una opción que gana aún más puntos teniendo en cuenta que el 40 por ciento de todos los desplazamientos dentro de la ciudad, a pie o en transporte público o privado, corresponden a trayectos que no superan los 5 kilómetros".

En la anterior legislatura de Alberto Ruiz-Gallardón se impulsó la creación del carril-bici de O'Donnell, la implantación de un servicio de préstamo de bicicletas en el Parque Juan Carlos I y la construcción del Anillo Verde Ciclista, que dispondrá de 64 kilómetros y una configuración que conectará distritos, barrios, instalaciones deportivas y grandes zonas verdes.

Dentro de estas iniciativas se encuentra la aprobación del Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid, que recibió luz verde el año pasado y en cuya redacción participó activamente el movimiento asociativo en favor de la bici.