Los nuevos aparcamientos de Serrano tendrán puntos experimentales de recarga eléctrica para vehículos

Se podrían ir sustituyendo progresivamente los vehículos de la flota municipal por otros eléctricos según acabe su vida útil

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Los tres nuevos aparcamientos que el Ayuntamiento de Madrid está construyendo bajo la céntrica calle Serrano contarán con puntos de recarga eléctrica para vehículos, una experiencia piloto que el Consistorio pondrá en marcha en colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo con el objetivo de estudiar la mejor manera de introducir este tipo de combustible entre los usuarios de la capital.

Según informó el primer edil, Alberto Ruiz-Gallardón, en la rueda de prensa posterior a la Junta del Gobierno, "se está estudiando el sistema más adecuado para la instalación de puntos de recarga eléctrica en toda la red viaria madrileña". En concreto, las alternativas que se barajan son hacerlo mediante convenio con las gasolineras para incorporar puntos en ellas, o instalarlos en los aparcamientos de residentes y de rotación.

"De hecho, el de la calle de Serrano será el primero en estrenar esta novedosa iniciativa", anunció, y avanzó que se buscarán sistemas técnicos que permitan a los usuarios abonar simultáneamente ambas prestaciones: aparcar y adquirir energía eléctrica.

Y es que, según informa hoy El Mundo, el Plan Movele del Ministerio de Industria estará dotado de diez millones de euros --ocho para subvenciones a la compra de vehículos eléctricos o híbridos, un millón y medio para infraestructuras y medio millón para gastos de asistencia--, con el objetivo de introducir esta nueva tecnología en las calles del país.

En concreto, según el diario, se están preparando convenios con Madrid, Barcelona y Sevilla, y en la capital español se instalarían 280 puntos de recarga eléctrica. "Estamos en conversaciones con Industria, tenemos un extraordinario interés", aseguró el primer edil, para quien "éste es el camino que hay que seguir de cara a políticas medioambientales que las grandes concentraciones urbanas deben aplicar de forma clara".

En cualquier caso, además del esfuerzo de las administraciones públicas para "facilitar a los usuarios que el uso de este tipo de coches no esté penalizado por su coste y comodidad", Gallardón recordó a la industria automovilística que debe poner a disposición de los consumidores un número de vehículos con un precio que "sea una alternativa real".

Además, pidió al departamento dirigido por Miguel Sebastián que establezca unas "pautas técnicas y unos sistemas homologados" para que esta iniciativa se gestione de forma similar en todo el país.

SUSTITUIR LA FLOTA MUNICIPAL

Por otra parte, el regidor madrileño también indicó que se está estudiando la posibilidad de sustituir los vehículos de la flota municipal por otros eléctricos según se vayan modernizando las unidades al acabar su vida útil.

"Estamos estudiando también la posibilidad de que, en todos los casos donde sea técnicamente viable a razón del tipo de productos que Industria coloca en el mercado, sustituir el mayor número de vehículos posible de la flota municipal y, si fuera técnicamente posible, la totalidad de los mismos", explicó, añadiendo que eso no supondría un incremento de costes porque se realizaría "cuando proceda por agotamiento de la vida útil".

Asimismo, subrayó que ése es "un horizonte" al que les gustaría "mucho" llegar, si bien recordó que "ahora no es viable porque no hay una oferta en el mercado de vehículos que puedan tener las mismas prestaciones y capacidades". "Si la industria se anima a colocar esos productos en el mercado, el Ayuntamiento colaborará de forma importante con su adquisición, en plazos previstos de muchos años, para renovar al cien por ciento su flota", concluyó Gallardón.