Los vecinos de La Rinconada (Toledo) realizan guardias en protesta por el tránsito de camiones y piden soluciones

Estudian realizar una sentada en la carretera si no se cierran las graveras TOLEDO, 10 (EUROPA PRESS) La Plataforma Pro Defensa de La Rinconada (Toledo), compuesta por vecinos de la localidad y apoyada por la asociación Ecologistas en Acción, manifestó hoy sus quejas ante la falta de soluciones por el tránsito de camiones, portantes de graveras, en la única carretera de acceso a los domicilios de los 100 habitantes del municipio toledano, y es por ello que los vecinos, con una media de 70 años, se turnan para realizar guardias a lo largo de todo el día. En rueda de prensa junto a miembros de la Plataforma, el coordinador de Ecologistas en Acción de la provincia de Toledo, Roberto Oliveros, afirmó que este problema, que viene ya produciéndose desde julio de 2008, afecta a la seguridad vial y a la salud de estos vecinos principalmente, y añadió que esta situación "cae en el olvido de las autoridades". A preguntas de los medios sobre la situación actual, Javier Jiménez, uno de los vecinos de La Rinconada, explicó que a día de hoy, a pesar de los llamamientos realizados, encadenamientos, escritos al Ministerio de Fomento y a las consejerías, no se ha obtenido ningún tipo de solución. Se trata de una competencia exclusiva del Ayuntamiento de La Puebla de Montalbán (Toledo) --indicó Jiménez-- "y la alcaldesa no ha hecho nada al respecto", ya que en la única reunión que pudieron mantener con la primera edil, Araceli Ladera, de lo que prometio (limpieza de cunetas y señalizaciones nuevas) "no ha cumplido nada todavía", señaló Jiménez. Por su parte, Oliveros recordó que el día 18 de febrero cumple el plazo de la recalificación de terrenos, que en el caso de llevarse a cabo dejaría "en situación de ilegalidad a una gravera que no tiene todos los permisos para trabajar". También añadió "que la actividad se está desarrollando en un suelo para el cual no existe una calificación precisa", pues se trata de un suelo rústico protegido de humedales al encontrarse en la misma ribera del río Tajo. El paso de los camiones, además, está prohibido por una vía pecuaria, que se extiende desde el cruce del la carretera hasta Talavera, pudiendo únicamente pasar camiones agrícolas o ganaderos, aclaró Jiménez. ACTUACIONES Preguntado también sobre el cierre de las graveras, Jiménez indicó que en caso de que este no llegue a producirse los vecinos responderán con diversas movilizaciones, entre las que se incluye una sentada en la carretera "hasta que se tome una solución". Esta situación afecta de forma grave al pueblo ya que se trata de un municipio dependiente de abastecimiento al no disponer de tiendas ni médicos, quienes encuentran dificultades para desplazarse hasta La Rinconada, además de lo que supone el constante ruido y tránsito de vehículos, resaltó Oliveros, pues la extracción de áridos se encuentra a 200 metros del pueblo. Los vecinos de La Rinconada "se sienten engañados por las Instituciones" y piden al subdelegado de Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Javier Corrochano, una explicación ante la prohibición de llevar a cabo concentraciones en la carretera, situada sobre el Cordel del Puente de la Puebla. Mientras no obtengan resultados la Plataforma Pro Rinconada seguirá manteniendo las guardias, desde las siete de la mañana hasta las once de la noche, así como denunciando a los camiones que transiten por el pueblo. Se trata indicó Oliveros de proporcionar a estas personas "una calidad de vida mínima", y es por ello que desde Ecologistas en Acción llevan más de 10 años denunciando las graveras que incumplen "las condiciones mínimas de seguridad".