Mueren tres personas en las carreteras catalanas durante la operación salida

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

Tres personas murieron y una resultó herida grave en las carreteras catalanas durante la operación salida de Semana Santa, desde las 15 horas del 3 de abril hasta las 15 de hoy, cuatro menos que el año pasado, cuando hubo siete muertos, según el balance del Servei Català de Trànsit (SCT).

El primer accidente ocurrió el sábado en la carretera N-II a su paso por Pontós (Girona), cuando dos camiones chocaron frontalmente. Murió uno de los conductores y el otro resultó herido grave.

El miércoles tuvo lugar el segundo, cuando la conductora de un turismo murió al chocar frontalmente con un todoterreno en la carretera C-12 en Ascó (Tarragona), y anoche murió un motorista en un choque con una furgoneta en N-II en Arenys de Mar (Barcelona).

La segunda fase de la operación salida, que empezó ayer a las 15 horas y acabó hoy a la misma hora, se ha caracterizado "por la fluidez", especialmente ayer por la tarde, cuando no hubo ninguna retención importante.

Esta mañana las colas empezaron a las 11 horas y se solucionaron sobre las 14.30. Las más importantes se registraron en varios tramos de la autopista AP-7: nueve kilómetros en Sant Celoni (Barcelona) en sentido Francia, siete en el peaje de Martorell en sentido Tarragona, y seis en el peaje de La Roca del Vallès (Barcelona) en sentido Girona.

Además, en la C-16 en Cercs (Barcelona) hubo 10 kilómetros de retenciones en direccción al Túnel del Cadí, nueve kilómetros en la N-145 en Les Valls de Valira en sentido Andorra y cuatro en la C-31 en Castell-Platja d'Aro (Girona) en sentido Palamós.

Trànsit recomienda no bajar la guardia durante los trayectos cortos en estos días de vacaciones, porque pueden ser igual de peligrosos que el desplazamiento principal.

Además, pide mucha precaución a los conductores ante la previsión del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC) de que llueva en Catalunya, especialmente en la mitad sur del país, donde pueden haber precipitaciones de intensidad fuerte.

La operación retorno, que empezará a las 12 horas del domingo y se alargará hasta las 24 horas del lunes, será la más conflictiva, con la previsión de que regresen a Barcelona 545.000 vehículos.

Durante la primera fase de la operación salida, que transcurrió entre el viernes pasado y el sábado, salieron 485.000 vehículos del área metropolitana de Barcelona, y en esta segunda fase, entre ayer y hoy, 350.000.