Sevilla.- "Indignado" el alcalde de Espartinas por la "exclusión" del municipio de los nuevos accesos a la A-49

Domingo Salado prevé "arrancar" mañana un semáforo cuya retirada le ha prohibido la Administración andaluza ESPARTINAS (SEVILLA), 12 (EUROPA PRESS) El alcalde de Espartinas (Sevilla), Domingo Salado (PP), expresó hoy su máxima "indignación" con la decisión de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de "excluir" a este municipio aljarafeño de los nuevos accesos y salidas proyectados en torno a la autovía A-49 (Sevilla-Huelva), anunciando que mañana mismo prevé "arrancar" un semáforo que regula la conexión del casco urbano con la carretera N-431 porque el Gobierno andaluz ha denegado su petición de desmantelarlo pese a que "entorpece" gravemente la fluidez del tráfico. En declaraciones a Europa Press, Domingo Salado informó de que junto a su concejal Javier Jiménez abandonó la mesa en la que esta mañana se había sentado con la delegada provincial de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, Salud Santana, y los alcaldes de los municipios sevillanos de Bollullos de la Mitación, Antonino Gallego (PP), y Umbrete, Joaquín Fernández Garro (PSOE), una reunión concertada para debatir sobre el estudio previo destinado a la creación de nuevos nudos de enlace de estos pueblos a la autovía A-49 (Sevilla-Huelva). Mientras la administración autonómica se encargará de realizar las mejoras en el nudo colindante a las nuevas instalaciones de la compañía Merkamueble y los accesos de Umbrete y el nudo de carreteras correspondiente al polígono industrial de Bollullos (PIBO) quedaría en manos del Ministerio de Fomento para que se realice en paralelo al tercer carril de la A-49 hasta Sanlúcar la Mayor, Salado denunció que su pueblo ha sido "maltratado" al no ser beneficiado con "ninguna conexión" que resuelva sus problemas de tráfico. "Yo, visto el expediente y los planos que había sobre la mesa, he tenido que levantarme y marcharme, porque estoy indignado", aseveró el alcalde de Espartinas preguntando retóricamente "qué va a pasar con los vecinos" de su municipio. Los alcaldes de Bollullos y Umbrete, de otro lado, han manifestado su "satisfacción" por el compromiso adquirido por la administración autonómica, resaltando a través de un comunicado que confían en que el Gobierno Central afrontará la inversión restante, "porque no nos van a dejar un nudo cojo". Los alcaldes de Bollullos y Umbrete explicaron que la carretera a Espartinas se construirá, pero "como viario de servicios generales del área de oportunidad, por lo que será de titularidad municipal bollullera", pues consideran que esta fórmula "es la más idónea para el desarrollo previsto en el enclave, y que con ella se satisfacen los deseos de Espartinas de tener acceso directo a la A-49". No obstante, Domingo Salado insistió en su "indignación" al quedar "excluido" su pueblo de las nuevas infraestructuras de comunicaciones pese a gozar de una "magnífica" salida hacia la A-49, anunciando además que mañana a las 17,00 horas, acompañado de maquinaria y sus concejales de Gobierno, arrancará un semáforo que regula la salida del casco urbano a la N-431, porque "incluso hay un informe de la Guardia Civil que refleja que el semáforo interrumpe las salidas de Espartinas" y la Administración andaluza "ha dicho que el semáforo no se puede quitar". "Tengo que dar una respuesta como sea", dijo en cuanto a las reivindicaciones de los vecinos en materia de movilidad. Así, y dada la negativa de la Junta de Andalucía a retirar este semáforo, advirtió de que el presidente, Manuel Chaves, "es un dictador, pero yo no soy esclavo de nadie y sólo voy a trabajar por mis vecinos".