Vascas.- Berdeak-Los Verdes apuesta por el transporte público y limpio, peajes urbanos y sistemas de alquiler de bicis

BILBAO, 16 (EUROPA PRESS) Berdeak-Los Verdes apostó hoy en Bizkaia por el transporte público y limpio, los peajes urbanos y los sistemas de alquiler de bicicleta, frente al transporte privado. En un comunicado, Berdeak-Los Verdes denunció la línea "política" del Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia en materia de transporte y movilidad, "que dan prioridad de forma sistemática al transporte privado de vehículos, frente al transporte colectivo". Según criticó, estas instituciones "proponen cambiar las prioridades y que se dedique mayor cantidad de presupuestos a mejorar el trasporte público colectivo, en especial el ferrocarril convencional, implantar los peajes urbanos y tasas para los coches contaminantes así como desarrollar sistemas de alquiler de bicicletas a gran escala". Berdeak-Los Verdes denunció que Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia, "ambos regidos por el PNV, llevan años realizando proyectos de grandes infraestructuras dedicadas al transporte privado vehicular, al que dedican ingentes cantidades del dinero de todos y todas y no invierten en la misma medida en las infraestructuras de transporte colectivo". "Mientras hablan de proyectos como la Supersur, el Tren de Alta Velocidad, la supresión de canon de la A-8, el tercer carril de la Autovía del Cantábrico, la construcción de un nuevo vial en Gorliz, etc, ... , tienen abandonada la inversión en Euskotren y Bizkaibus", censuró. Asimismo, criticó que no hayan sido capaces de dotar de un servicio de transporte de calidad que garantice el acceso al polígono de Zamudio a la mayoría de personas que allí se desplazan, así como que no tienen "voluntad de hacerlo". Por ello, lamentó, "la gran mayoría de los trabajadores se desplazan en vehículos particulares y cada mañana se pueden sufrir importantes caravanas en el acceso a Zamudio". El candidato por Bizkaia, Javier González Lavado, advirtió de que "estas aglomeraciones de vehículos son agresivas con el ambiente, y roban el tiempo a los trabajadores, el sueño y su dinero". Ante esta política que encaminada a producir "más cantidades de CO2, mayor gasto para los usuarios y que nos aleja de los compromisos internacionales con el medio ambiente", Berdeak-Los Verdes propone "cambiar las prioridades y que se dedique mayor cantidad de presupuestos a mejorar el trasporte público colectivo, en especial el ferrocarril convencional, y mucho menos presupuesto público a facilitar el transporte privado".