CORR.- Mañana entra en funcionamiento el último radar instalado por la DGT a la entrada de Madrid

((Esta noticia sustituye a la anterior por error en el cuarto párrafo)) MADRID, 24 (EUROPA PRESS) Mañana entrará en funcionamiento el último radar instalado por la Dirección General de Tráfico a la entrada de Madrid. Se encuentra en el carril Bus-VAO de la A-6 a la altura del kilómetro 7,750 y es el primero que se instala en un carril de estas características para control el tráfico en sentido Madrid, según informó la DGT. El objetivo es reducir el exceso de velocidad en este tramo, en ligera pendiente, y con ello el riesgo de que se produzcan más accidentes. Entre el pasado año y lo que va de 2009 se han registrado varios accidentes de diversa consideración en la zona, en los que se han producido 21 heridos. El límite máximo de velocidad establecido en esta calzada es de 120 kilómetros por hora. El nuevo radar será señalizado mediante paneles luminosos y con una señal vertical fija que avisa de su presencia. Además, toda la información sobre radares esta disponible en la web de la DGT 'www.dgt.es'. En toda España hay 521 radares, 40 de los cuales están en la Comunidad de Madrid. En el 2008, se produjeron en la Comunidad de Madrid, 98 accidentes con 107 fallecidos en carretera. La velocidad inadecuada estuvo presente en el 36 por ciento de dichos accidentes, lo que supuso 40 personas fallecidas en las carreteras por este motivo. El incumplimiento de los límites de velocidad está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 90 a 600 euros. Además, la última reforma del Código Penal introdujo penas de prisión de tres a seis meses o multas de seis a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días para todo aquel que conduzca a una velocidad superior en 60 kilómetros por hora en vía urbana o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente. Además, el sistema de Permiso por Puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde la entrada en vigor de este permiso en julio de 2006, más de un 40 por ciento de las sanciones y más de un 35 por ciento de los puntos detraídos lo son por causa del exceso de velocidad.