A disposición judicial un hombre por conducir un autobús escolar sin el permiso correspondiente


SEVILLA|

Agentes de la Policía Local de Sevilla han puesto a disposición judicial a un varón de unos 60 años por presuntamente conducir un autobús escolar para el que carecía del permiso de conducción correspondiente y por presentar un documento manipulado para aparentar que lo tenía cuando le fue requerido.

Según ha informado este sábado el Ayuntamiento en un comunicado, los hechos se produjeron en torno a las 10,00 horas de la mañana, cuando agentes del SETI de la Policía Local realizaron una inspección rutinaria de un autobús escolar en la calle Imprenta, delante del Instituto de Psicopediatría, y solicitaron al conductor la documentación correspondiente. Los agentes intuyeron que el permiso de conducción que presentaba había sido manipulado, añadiendo la autorización para conducir camiones y la de autobuses a un original.

Estos agentes cotejaron que carecía de este permiso a través de la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde constaba que sólo poseía realidad autorización para conducir turismos y motocicletas, y donde constaba que, debido a problemas médicos, se le había retirado el permiso correspondiente al vehículo que conducía. En este sentido, se añadía que para habilitarse ese permiso estaba obligado a utilizar una prótesis auditiva que no había adquirido.

La Policía Local denunció las infracciones cometidas, informando al conductor de la puesta en conocimiento judicial de la falsedad documental detectada, e inmovilizando el autobús, hasta que el propietario de la empresa se personó en el lugar, haciéndose cargo del mismo tras ser informado de lo sucedido.

El concejal delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la acción de los agentes "que pudieron apreciar la manipulación del documento" y ha pedido la "responsabilidad" necesaria a los conductores en general y, en particular, "a quienes asumen el transporte de los más pequeños a los centros educativos, que tienen que afrontar todas las medidas de seguridad establecidas con mayores motivos".