El Ayuntamiento endurece las sanciones contra las pintadas, con multas de 300 y 750 euros

Los autores tendrán que pagar también el coste de la limpieza

SANTANDER, 19 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Santander, con el objetivo de eliminar las pintadas en edificios y mobiliario urbano de la ciudad y acabar con este tipo de comportamientos "vandálicos e incívicos", ha decidido endurecer las sanciones aplicables, que podrán ser de 300 ó de 750 euros.

Hasta ahora, infracciones como la colocación de carteles o adhesivos en lugares no autorizados y la realización de pintadas en la vía pública o el mobiliario urbano aparecían calificadas como leves en la Ordenanza Municipal de Gestión de Residuos Urbanos y Limpieza viaria y eran sancionadas con multas económicas de 90 euros.

En adelante, pasarán a tipificarse como infracciones leves en la Ordenanza Municipal de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales y serán sancionables con multas de 300 euros, y de 750 euros en caso de reincidencia, informó el Consistorio en nota de prensa.

Además, según explicó la concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, los responsables deberán abonar el coste de la limpieza y restauración del deterioro que ocasionen. El objetivo, apuntó, es intentar disuadir a los responsables de este tipo de comportamientos vandálicos y concienciarlos sobre la importancia del respeto a lo que es patrimonio de los santanderinos.

En su opinión, este incremento "severo" de las multas económicas puede reducir bastante el número de pintadas en edificios públicos y privados de la ciudad.

El Ayuntamiento de Santander cuenta desde hace tiempo con un servicio especial de limpieza de pintadas, pero a pesar de los esfuerzos que se realizan los resultados "no son tan óptimos" como les gustaría, ya que "este tipo de acciones destructivas no cesan".

Según la concejala, "el coste económico de la limpieza de estas demostraciones de insolidaridad e intolerancia con sus conciudadanos, les cuesta a los santanderinos 35 veces más que lo que les cuesta a ellos (los autores) ensuciar y maltratar el patrimonio municipal".

Para reforzar este servicio, el Ayuntamiento va a solicitar al Gobierno de Cantabria un taller de empleo para la formación de 10 personas, en situación de desempleo, en la limpieza de inmuebles y entornos urbanos.

Además, como en esta tarea es fundamental la colaboración ciudadana, la concejala solicita a los vecinos que siempre que sean conocedores de este tipo de prácticas lo comuniquen de inmediato en el 092.