El RACE denuncia que uno de cada siete muertos en la carretera es extranjero y pide formación específica

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) Alrededor del 14 por ciento de las personas que han muerto en accidentes de carretera en los últimos cuatro años son extranjeros, siendo los ciudadanos rumanos (15%), marroquíes (14%) y ecuatorianos (7%), las nacionalidades con mayores índices de mortalidad, según un informe hecho público hoy por el Real Automóvil Club (RACE), que pidió que se dé formación específica a estos conductores. En total, han fallecido en las carreteras desde 2005 unos 830 conductores extranjeros, el 11 por ciento del total de conductores muertos, lo que según el director general del RACE, Ignacio Díaz-Pinés, refleja la "necesidad" de que los extranjeros pasen por módulos de formación específicos para "conocer las características del tráfico en España y las normas de circulación". Según el RACE, existen tres perfiles de siniestralidad en el caso de los extranjeros: ciudadanos de otros países residentes en España, extranjeros en tránsito --como es el caso de los marroquíes que cada año cruzan la Península de camino a Francia-- o extranjeros en situación temporal, especialmente turistas. En este último caso, el responsable del estudio, Juan Antonio Sánchez Trillo, destacó "el elevado número de accidentes" en que se ven envueltos los turistas de origen británico. De hecho, ocupan el segundo puesto en el ranking de fallecidos de la UE (16,2%) sólo superados por los rumanos (19,5%). Tras ellos se sitúan los portugueses (15,2%), los alemanes (13,1%), los franceses (10,1%), los búlgaros (6,7%), los italianos (5,8%), los holandeses (4,6%), los belgas y los polacos (2,7%) y los austriacos (1,2%). En cuanto a los países de fuera de la UE con los que España tiene convenio de canje de permisos de conducir, Marruecos es el país con más número de muertos en las carreteras españolas (45%), Ecuador (25%), Colombia (9%), Bolivia (4%), Perú (3%), Andorra (3%), Argelia (3%), Argentina (3%), Suiza (2%), Uruguay (1%) y Paraguay (1%). "MUCHOS" ACOMPAÑANTES FALLECIDOS Además, en el caso de Ecuador, Portugal y Rumanía, existe, de acuerdo al informe elaborado por el RACE, "un problema añadido" y es que en los accidentes en que se ven implicados ciudadanos de estos países se produce un elevado número de acompañantes muertos. Así el 52 por ciento de los ecuatorianos, el 49 por ciento de los portugueses y el 45 por ciento de los rumanos muertos en las carretera españolas son acompañantes. Para el director general del Automóvil Club de Ecuador-ANETA, Gorki Ovane, estas cifras pueden explicarse "por la baja tasa de utilización del cinturón y de sistemas de retención infantil" entre algunas comunidades de extranjeros residentes en España. Así, sólo entre el 10 y el 30 por ciento de los ecuatorianos, peruanos y bolivianos utilizan el cinturón en las plazas de acompañante, y en el caso de república dominicana, el porcentaje es menor del 10 por ciento. Además, la señalización en algunos países Latinoamericanos es distinta a la española, señaló Ovane, ya que utilizan la estadounidense y los límites de velocidad y las infraestructuras son también diferentes. "En Ecuador no existe límite de velocidad en las pocas vías de alta velocidad que tenemos", recordó el director general del Automóvil Club de Ecuador-ANETA. NORMATIVA ACTUAL Tal como señala la normativa actual, los extranjeros pueden conducir en España durante el primer año de estancia --los primeros 6 meses en condición de turistas--, con el permiso de conducción expedido en su país de origen, siempre que tenga traducción oficial al castellano, certificado de equivalencia o permiso internacional. Para conducir durante más tiempo, el extranjero debe demostrar que tiene su residencia habitual en España y cambiar su permiso de conducir por un carné español. Este trámite lo pueden realizar los conductores europeos o no comunicatorios con los que España tenga convenio de canje, como son Filipinas, Guatemala, Bolivia, República Dominicana, Paraguay, Argelia, Croacia, Chile, Venezuela, Marruecos, Perú, Colombia, Uruguay, Ecuador, Argentina, Andorra, Corea del Sur, Japón y Suiza. Con el fin de reducir la accidentalidad entre los extranjeros, Díaz-Pinés propuso que los extranjeros que pretendan canjear su permiso de conducir por uno español se sometan a cursos de adaptación a "la realidad española", aunque no se mostró partidario de realizar exámenes a estos conductores porque eso "podría favorecer" que la gente condujera sin carné. El RACE ha puesto a disposición en su página web (www.race.es) un curso para extranjeros.