El Risco

El consejero Juan Ramón Hernández ordenó que se instruyera el expediente por el procedimiento de urgencia dada la necesidad de ejecutar cuanto antes las obras

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias ha sacado a información pública el expediente de expropiación forzosa de los bienes y derechos afectados por la ejecución de la nueva carretera que unirá La Aldea con El Risco de Agaete, en la isla de Gran Canaria.

Ante la necesidad de ejecutar cuanto antes esta obra, largamente esperada por los ciudadanos de San Nicolás de Tolentino, el consejero Juan Ramón Hernández ordenó el pasado 20 de abril que se instruyera el correspondiente expediente de expropiación forzosa por el procedimiento de urgencia. El expediente ha sido abierto a información pública por un plazo de 20 días hábiles, informa el Ejecutivo regional en un comunicado.

El Boletín Oficial de Canarias publica hoy la relación concreta e individualizada de los bienes y derechos afectados, para que durante el plazo señalado cualquier persona física o jurídica pueda formular las alegaciones que considere oportunas, a los efectos de subsanar posibles errores en la descripción material y legal de los mismos.

Tanto el expediente como los planos parcelarios podrán ser examinados por los interesados en los ayuntamiento de San Nicolás de Tolentino, Agaete y Artenara, así como en la Secretaría Territorial de la Consejería de Obras Públicas y Transportes en Las Palmas de Gran Canaria.

El tramo La Aldea-El Risco tendrá 10 kilómetros de longitud.La carretera La Aldea-El Risco forma parte del proyecto de la futura GC-2, que unirá Agaete con San Nicolás de Tolentino, proyecto incluido en el Convenio de Colaboración en materia de Carreteras suscrito entre el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Fomento.

Las obras han sido contratadas con la UTE formada por las empresas Obrascón-Huarte - Laín - FCC Construcción- Félix Santiago Melián y Hnos García Álamo, por un presupuesto de 83.735.110 euros, IGIC excluido.

El proyecto ha sido dividido en dos actuaciones. La primera abarca el tramo La Aldea - El Risco, de 10 kilómetros de longitud --al que corresponden las obras ya contratadas--, y la segunda el tramo El Risco-Agaete, de algo más de 8 kilómetros. En total, la futura carretera tendrá 18.463 metros de longitud, con 9.008 metros de tramos a cielo abierto y 7.915 metros en túneles.

La Consejería de Obras Públicas decidió realizar primero el tramo La Aldea - El Risco por tratarse de la franja en la que la actual carretera presenta mayor peligrosidad, con fuertes pendientes y curvas de pequeño radio, sujeta además a desprendimientos en época de lluvias, lo que genera periodos de incomunicación y aislamiento de la población de La Aldea.

MÁS DE 2.000 VEHÍCULOS CIRCULAN A DIARIO POR ESTA CARRETERA

La longitud de este primer tramo, de 10 kilómetros, representa una disminución respecto a la carretera actual del 35,48% del recorrido, mejorando además su trazado, muy accidentado (en esta franja costera se encuentran zonas de especial peligrosidad como el Andén Verde).

Para este tramo han sido proyectados 7 viaductos, un túnel de 2.339 metros de doble tubo, dos túneles monotubo bidireccionales con tres carriles de 518 y 604 metros, respectivamente, así como un falso túnel de 87 metros. El trazado contará, además, con dos enlaces, uno en el Andén Verde y otro en Güi-Güi, y una intersección, en La Aldea.

La nueva carretera discurrirá por el poniente de la isla de Gran Canaria, una zona muy abrupta que cuenta con un viario formado básicamente sobre el proyecto concebido a finales del siglo XIX, y ejecutado penosamente a lo largo de más de 60 años. El eje soporta el tráfico que enlaza La Aldea con el Norte de la isla, de carácter marcadamente turístico, que sirve para abastecer a San Nicolás de Tolentino y para permitir el traslado de sus habitantes y dar salida a su producción, eminentemente agrícola y ganadera.

La intensidad media de vehículos en la carretera actual supera los 2.000 coches al día. Para el año 2021 se estima que esta intensidad alcanzará los 4.500 vehículos.