El rechazo de la CNMC a la fusión de Renfe y ADIF que pretende Fomento


  • El 'superregulador' cre que unir de nuevo la compañía que gestiona la infraestructura ferroviaria y la empresa que la explota es "un paso atrás" para liberalización del ferrocarril.

  • La fusión de Renfe y Adif en la que Fomento trabaja no requiere la autorización por parte de la CNMC, que sí debe pronunciarse sobre la modificación de la Ley del Sector Ferroviario.

  • [Te interesa leer: Renfe declara la guerra a la carretera con el objetivo de captar miles de clientes]

Fomento choca con el rechazo de la CNMC a fusionar Renfe y Adif

Fomento choca con el rechazo de la CNMC a fusionar Renfe y Adif MADRID | EUROPA PRESS

El Ministerio de Fomento se ha encontrado con la posición contraria de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a su proyecto de volver a fusionar Renfe y Adif en un nuevo 'holding' ferroviario público.

El 'superregulador' considera que unir de nuevo la compañía que gestiona la infraestructura ferroviaria y la empresa que la explota constituye "un paso atrás" que obstaculizaría la próxima liberalización del transporte de viajeros en tren, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

La fusión de Renfe y Adifen la que Fomento trabaja desde que Íñigo de la Serna tomó las riendas de este Departamento no requiere la preceptiva autorización por parte de la CNMC.

No obstante, el órgano que preside José María Marín Quemada se tendría que pronunciar sobre la modificación de la Ley del Sector Ferroviario que obligaría a realizar la integración.

La opinión contraria de la CNMC está así demorando los planes de Fomento que, no obstante, avanza mientras tanto en la fusión previa de Adif y Adif Alta Velocidad, según detallaron en dichas fuentes.

El distinto punto de vista que Fomento y la CNMC mantienen sobre esta operación se suma a la que también sostienen sobre la legislación del sector de alquiler de vehículos con conductor (VTC), las empresas como Uber y Cabify.

Holding ferroviario fuerte y competitivo

Con la fusión de Renfe y Adif, el Ministerio busca conformar un 'holding' ferroviario "fuerte y competitivo" ante la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren en la UE en 2020, según explicó De la Serna a comienzos de este año, cuando transcendió la operación.

"España tiene que estar fuerte y con un proyecto sólido ante la liberalización del sector, ante la que tenemos grandes competidores, porque Alemania y Francia ya tienen 'holdings' ferroviarios sólidos", según detalló entonces.

No obstante, la CNMC considera que la liberalización de una industria en red, como es la ferroviaria, pasa por separar la gestión de la infraestructura de la explotación del servicio.

En el caso de Renfe y Adif, su eventual fusión en un 'holding' tendría así lugar más de diez años después de que en enero de 2005 se constituyeran las dos empresas fruto de la segregación del entonces conglomerado público Renfe, precisamente con el fin de iniciar la liberalización del sector, que arrancó por el transporte de mercancías.

Equilibrar cuentas

No obstante, en el caso de la posible nueva unión, otras fuentes del sector la achacan a la necesidad de compensar la situación económica y financiera de Adif con la más saneada de Renfe.

La operadora espera cerrar este año en beneficios y ha contenido su deuda por debajo de la cota de los 4.000 millones (3.990 millones al cierre de 2016).

De su lado, Adif Alta Velocidad cerró 2016 con 'números rojos' de 328,14 millones de euros, al contabilizar provisiones de 320 millones para afrontar litigios con constructoras de los tramos de AVE que registraron problemas y la quiebra de las sociedades constituidas para integrar el ferrocarril en distintas ciudades, y con un endeudamiento de 14.339,9 millones. Estas pérdidas y esta deuda se suman a las de Adif, de 79,1 millones y 488 millones, respectivamente.