Junta alerta de que "no hay explicación racional" del Gobierno para el retraso en las obras del AVE


SEVILLA|

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha advertido este miércoles de que "no hay explicación racional" que justifique la tardanza del Gobierno para acabar con las obras enmarcadas en el trazado de la Alta Velocidad (AVE) a Granada, por lo que ha pedido "celeridad" para las mismas.

Así lo ha señalado al ser preguntado por los 20 diputados nacionales del PSOE-A se concentran este miércoles en la escalinata principal del Congreso para exigir al Gobierno que ponga fin a los 600 días de "aislamiento ferroviario" que acumula la ciudad de Granada desde que el 7 de abril de 2015 la conexión con Madrid se interrumpiera por las obras de la variante de Loja, enmarcadas en el trazado de la Alta Velocidad a Granada.

López ha señalado que estos retrasos afectan al empleo y al desarrollo económico de la comunidad, además de llamar la atención sobre el efecto de esta conexión para una comunidad donde el turismo es un sector relevante.

Preguntado sobre las inversiones del Gobierno en infraestructuras ferroviarias para Andalucía, el consejero ha señalado que "el Gobierno ha debido dedicar más a infraestructuras ferroviarias de lo dedicado" y ha resaltado la importancia de los corredores ferroviarios transfronterizos. "Vamos a pedir que las inversiones en el desarrollo de corredores ferroviarios transfronterizos sean la primera de las prioridades del Gobierno", ha subrayado.

En este sentido, ha hecho hincapié en la importancia de estas inversiones para Andalucía, pero, además, ha considerado que es una infraestructura "irrenunciable para el conjunto de España". "No se puede desaprovechar el poder estar todo el litoral andaluz en el flujo mundial de mercancías más importante. Un flujo potentísimo que no puede ser ignorado por el Gobierno postergando las inversiones", ha subrayado.

"Es de interés para toda España y, por tanto, el interés trasciende a la propia Andalucía. La Unión Europea los considera ejes fundamentales y el Gobierno debe tomárselo muy en serio", ha cerrado.