La IATA prevé que las aerolíneas pierdan este año 3.500 millones de euros

  • Madrid, 5 may (EFE).- El presidente de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés), Giovanni Bisignani, señaló hoy en Madrid que las aerolíneas contemplan en sus previsiones al cierre del ejercicio 2009 unas pérdidas de 3.500 millones de euros (4.700 millones de dólares).

Madrid, 5 may (EFE).- El presidente de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés), Giovanni Bisignani, señaló hoy en Madrid que las aerolíneas contemplan en sus previsiones al cierre del ejercicio 2009 unas pérdidas de 3.500 millones de euros (4.700 millones de dólares).

El presidente de la IATA se reunió hoy en Madrid con la nueva secretaria de Estado de Transportes del Ministerio de Fomento, Concepción Gutiérrez, para firmar el acuerdo por el que España otorga a esta organización un estatuto asimilado al de las organizaciones internacionales.

En un encuentro con periodistas tras esa reunión, Bisignani explicó que estas previsiones las tienen que volver a analizar en junio porque "nos tememos que sean superiores".

A juicio del máximo responsable de la IATA, la aviación comercial se encuentra en su peor momento de los últimos 60 años debido a "la crisis económica", que no afecta a un lugar determinado, sino que es "global".

En 2008 las compañías aéreas sufrieron unas pérdidas de 6.400 millones de euros (8.600 millones de dólares) por culpa no sólo de la crisis, sino del encarecimiento del petróleo, lo que además ha motivado el cierre de 40 compañías aéreas en el mundo.

El sobrecoste del combustible supuso, según dijo el presidente de la IATA, un desembolso de 123.600 millones de euros (168.000 millones de dólares).

En cuanto a la facturación, el pasado año las compañías aéreas ingresaron 400.000 millones de euros (530.000 millones de dólares), y para 2009 se espera un descenso de casi un 20 por ciento "si no mejora la situación".

La situación es mucho más complicada ahora que tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York, ocurridos el 11 de septiembre de 2001, porque, según Bisignani, entonces era un tema entre Europa y Estados Unidos, y ahora es "a nivel mundial", por lo que "estamos afectados todos".

Las aerolíneas esperan expectantes las cifras de abril y la temporada de verano porque, advirtió, como en esas fechas "no recuperemos tráfico" la situación puede empeorar.

En el encuentro con Concepción Gutiérrez, Bisignani no ha planteado la posibilidad de que el Gobierno español rebaje las tasas de los aeropuertos españoles, aunque destacó que había comentado con la secretaria de Estado su "cooperación" para mejorar los problemas que tiene España en el control aéreo, porque es muy caro".

Agregó que un descenso de las tasas que deben pagar las compañías aéreas favorecen los tráficos y puso como ejemplo a Singapur, que las ha reducido en un 25 por ciento, o Malasia, en un 50 por ciento, y que "se han visto beneficiados por esta medida".