LM registró 76.971 infracciones penales en 2008, un 9,9% más que en 2007 y unas 37,7 por cada mil habitantes

El año pasado aumentaron los delitos de corrupción y pornografía de menores y los relacionados con la seguridad vial

TOLEDO, 3 (EUROPA PRESS)

Castilla-La Mancha registró en 2008 un total de 76.971 infracciones penales, lo que supone unas 37,7 por cada mil habitantes, según los datos de evolución de la criminalidad ofrecidos hoy por el delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano, quien detalló que, pese al descenso de las tasas, las infracciones penales --delitos y faltas-- del año pasado se incrementaron un 9,9 por ciento.

En rueda de prensa, Díaz-Cano explicó que la tasa de infracciones penales que tiene la Comunidad Autónoma en 2008 fue similar a la que, a nivel europeo, registra Portugal, aunque menor que la media española --que se sitúa en 47,6 infracciones penales-- hasta diez puntos menos, y mucho menor que la de la Unión Europea, que se sitúa en el 70,4 infracciones por cada mil habitantes.

Señaló que ese incremento del número de delitos en 2008 llegaría al 11,5 por ciento, si se tuvieran en cuenta los cometidos contra la seguridad vial, que no se contabilizaron en 2007, y precisó que durante el pasado año se resolvió el 41,8 por ciento de los delitos y se detuvo a 190 personas por cada mil infracciones penales conocidas.

Por provincias, la de Ciudad Real fue la que menor tasa de criminalidad registró, con 32,7 infracciones penales, seguida de la de Cuenca, con 34,2 infracciones por cada mil habitantes, la de Albacete, con 39 infracciones y la de Toledo, con 39,4. Guadalajara, fue la provincia que registró mayor tasa de criminalidad el año pasado, llegando a las 44,5 infracciones por cada mil habitantes.

En cuanto a la tasa de esclarecimiento de delitos, en Albacete fue del 40,7 por ciento, en Ciudad Real del 50,1 por ciento, en Cuenca superior al 56 por ciento, en Guadalajara cercano al 38 por ciento y en Toledo del 35,9 por ciento.

En esas provincias se detuvo el año pasado a 202 personas por cada mil infracciones en Albacete, a 193 personas en la provincia de Ciudad Real, a 188 en la de Cuenca, a 178 en la de Guadalajara y a 185 personas por cada mil infracciones penales registradas en la de Toledo.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, que insistió en que el "peso delincuencial" de la Comunidad Autónoma solo representa el 4,1 por ciento del total nacional, apuntó que los datos reflejan que la salud de las actuaciones policiales en la región es "razonablemente" buena.

DELITOS CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL

En cuanto a la tipología de los delitos, Díaz-Cano comentó que durante el 2008 se redujeron los relacionados con homicidios y asesinatos --que pasaron de 22 a 17-- y los de lesiones, aunque aumentaron los relacionados con malos tratos en el ámbito familiar, que sumaron 2.477.

También aumentaron, hasta un 29 por ciento, los delitos contra la libertad sexual, especialmente los relacionados con la corrupción de menores o incapacitados, que crecieron un 140 por ciento --pasaron de 5 a 12--, y los de pornografía de menores, que aumentaron un 40,7 por ciento y pasaron de 27 a 38.

Los delitos contra el patrimonio ascendieron el año pasado a 28.811, aumentando hasta un 20 por ciento los de robo con fuerza en las cosas --de los que se produjeron 18.743--, y los de sustracción en el interior de vehículos, aunque, por el contrario, los de sustracción de vehículo descendieron un 7,2 por ciento.

Finalmente, en el ámbito de los delitos contra la seguridad colectiva, se llegaron a incrementar hasta en un 94,6 por ciento los relacionados con la seguridad vial, aunque, en compensación, disminuyó tanto el número de accidentes registrado en las carreteras de la región durante 2008 --de 6.437 a 5.768--, como el de fallecidos, que pasó de 238 a 193.

CAUSAS

Entre las causas que explicarían este comportamiento delincuencial citó el incremento de población en las zonas de Guadalajara y Toledo, y el hecho de que muchos ciudadanos se hayan desplazado a vivir a urbanizaciones, lo que motiva más dificultades para la prevención y la presencia policial.

También citó Máximo Díaz-Cano la mejora de las comunicaciones, y la proximidad de Madrid, estableciendo corredores, que también han sido utilizados para la actividad delincuencial, como la zona de La Sagra, en Toledo, o el Corredor del Henares, en Guadalajara, negando, por otra parte, y a preguntas de los medios, que la crisis tenga "de momento" ninguna incidencia en la evolución de la criminalidad.

Frente a ello, se ha actuado incrementando el número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Castilla-La Mancha --que han pasado de 5.405 a 6.207 desde 2003 a 2008--, y el refuerzo de las comisarias de policía en esas zonas, como los realizados en las de Toledo y Guadalajara, y en los puestos de la Guardia Civil de Illescas, Azuqueca de Henares, Manzanares, Tomelloso y Tarancón.