La Junta y la concesionaria de la Ciudad de la Justicia presentan al Ayuntamiento un estudio de movilidad


CÓRDOBA|

La Junta de Andalucía y la empresa concesionaria de la Ciudad de la Justicia han presentado al Ayuntamiento de Córdoba un estudio de movilidad sobre el impacto que tendrá la entrada en funcionamiento del nuevo edificio judicial en el entorno de Arroyo del Moro y en la red viaria de la ciudad.

Según ha informado la Junta, el nuevo edificio ya construido ocupa una parcela rectangular de 12.116 metros cuadrados delimitada por las calles Isla Menorca, Isla Formentera, Isla Gomera y Calle Cantábrico, y la superficie construida ocupa 50.895 metros cuadrados. De ellos, 32.748 metros sobre rasante (planta baja y cuatro en altura) y otros 18.147 metros bajo rasante (en dos sótanos, uno de ellos dedicado a aparcamiento con 328 plazas).

El edificio cuenta con un acceso principal peatonal norte para el público y otro sur para profesionales y público que accedan al Juzgado de Guardia o a Menores. Existen otros dos accesos secundarios de tipo peatonal pero limitado, uno para acceder al Servicio de Patología Forense y otro a la Sala de Bodas.

Igualmente, el edificio cuenta con dos accesos laterales para vehículos oficiales, policiales y forenses por la Calle Cantábrico y otro para vehículos privados de los funcionarios y profesionales que trabajan en el edificio por Calle Formentera.

El estudio de movilidad recoge que actualmente las nueve sedes judiciales que se van a trasladar a la nueva Ciudad de la Justicia atraen a 7.500 visitantes a la semana, lo que supone aproximadamente 1.500 al día; cifras que probablemente recibirá el nuevo edificio de Arroyo del Moro, aunque no se trata de un edificio de pública concurrencia porque dichas visitas acuden normalmente con citación y se reparten entre abogados, procuradores, graduados sociales, peritos judiciales, traductores e intérpretes, testigos, jurados y público en general que acude a los juicios.

El citado estudio prevé que de los 1.500 visitantes diarios a la Ciudad de la Justicia, aproximadamente menos de la mitad llegarán en coche particular, mientras que el resto lo harán por otros medios; una demanda de vehículos privados que podría ser asumida por los aparcamientos en superficie del entorno en diferentes segmentos horarios.

Además, el nuevo edificio acogerá a 655 empleados y profesionales de la Justicia cuyo puesto de trabajo se encuentra en los diferentes órganos judiciales, fiscales y forenses que tendrán su sede en la Ciudad de la Justicia. Se prevé que los profesionales y trabajadores de la Ciudad de la Justicia procedan en un 35 por ciento de un entorno próximo al edificio, por lo que probablemente lleguen a pie, mientras que el resto accederá en diversos medios de transporte, como el vehículo privado, transporte público, además de motocicletas y bicicletas.

El estudio recoge que se desplazarán en coche privado menos de la mitad. La demanda de aparcamientos en la vía pública o en otros aparcamientos públicos del entorno deberá atender a los visitantes fundamentalmente, por tiempos medios de estancia de dos horas, y dicha demanda se va a concentrar en los días laborables entre las diez de la mañana y las dos de la tarde. Asimismo el horario de mayor concentración en los accesos se producirá entre las siete y media y las nueve de la mañana.

El documento presentado hace determinadas propuestas de reordenación vial, que deberán ser valoradas por el Ayuntamiento. También se formulan propuestas de fomento de la movilidad sostenible, con traslados peatonales, desplazamientos en bicicleta, transporte colectivo y aumento de la ocupación de vehículos particulares.

Además, de las 328 plazas del aparcamiento subterráneo con que cuenta el edificio, destinadas solo a los profesionales y funcionarios que tienen allí su puesto de trabajo, el Área de Movilidad del Ayuntamiento va a reservar en el contorno del complejo judicial algunas plazas para uso institucional u oficial, para operativos policiales y seguridad, y para las bodas civiles. Asimismo se va a instalar una parada de taxis en la calle Formentera, con diez plazas, así como otras 40 de motos para el público en Calle Isla Mallorca y otras 210 plazas para bicis, cuyos aparcabicis ya están instalados.

En la propuesta de la Junta de Andalucía, que será elevada a la Comisión Mixta con el Tribunals Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), las 328 plazas se reparten de la siguiente manera: 202 para funcionarios, 38 para los jueces, 24 para letrados de la Administración de Justicia, otras 24 para los fiscales y 40 para los trabajadores de la Administración de la Junta de Andalucía. Para llegar a dicha propuesta de reparto se han tenido en cuenta criterios proporcionalidad y seguridad.