Un consorcio español está interesado en el puerto La Paloma y comienza un estudio del lecho marino

  • Montevideo, 17 feb (EFE).- El consorcio español que apuesta por construir un puerto de aguas profundas en La Paloma comenzó el estudio del lecho marino de esa costa del sureste de Uruguay, indicó hoy a Efe Julián Roa, delegado en Montevideo del grupo de abogados Benel, que representa a esas empresas.

Un consorcio español está interesado en el puerto La Paloma y comienza un estudio del lecho marino

Un consorcio español está interesado en el puerto La Paloma y comienza un estudio del lecho marino

Montevideo, 17 feb (EFE).- El consorcio español que apuesta por construir un puerto de aguas profundas en La Paloma comenzó el estudio del lecho marino de esa costa del sureste de Uruguay, indicó hoy a Efe Julián Roa, delegado en Montevideo del grupo de abogados Benel, que representa a esas empresas.

Roa señaló que el pasado día 6 se inició "el trabajo de campo" sobre el suelo marino de La Paloma, en el Departamento de Rochas, para determinar "cuál es su profundidad actual y a qué profundidad se encuentra la roca, que es lo que definirá la geometría del puerto".

El proyecto de un puerto de aguas profundas en La Paloma permitiría complementar y superar la capacidad de las instalaciones de los muelles de Montevideo y Buenos Aires, lo que daría un impulso sin precedentes al transporte de mercancías en la costa atlántica del Cono Sur.

"Su construcción implica dos problemas: hacer los canales para que pasen los barcos y colocar los diques, rompeolas y otros sistemas de protección para los barcos", explicó el representante de Benel, quien subrayó la intención de aprovechar "los bajos marinos" (zonas de menor profundidad) para colocar los diques.

Roa, quien se negó a aclarar "todavía" qué empresas españolas están siendo representadas por el bufete en este proyecto, subrayó que el estudio de viabilidad del proyecto de puerto de aguas profundas puede prolongarse entre dos y cuatro meses.

"Una vez determinadas las condiciones orográficas de la zona, el estudio incluirá, por un lado, el diseño de cómo va a ser el puerto y, por otro, de cómo se va a explotar", aseveró Roa, que insistió en que ese análisis servirá posteriormente "para que el Gobierno saque a concurso el proyecto".

Roa destacó la posición de "ventaja" del consorcio español en la futura licitación, ya que "la ley uruguaya contempla que quien prepara el proyecto tiene cierta ventaja respecto a otros concursantes, aunque eso es algo que se definirá en el pliego del concurso".

Según el representante de Benel, el proyecto de un puerto de aguas profundas en La Paloma responde a "necesidades de cara a un futuro próximo", pues, "en unos cinco años, todos los barcos que naveguen por el océano tendrán una profundidad de entre 18 y 20 metros", que es la cota pensada para estas instalaciones.

"La estructura portuaria actual del Cono Sur, muy basada en el Río de la Plata, debe ser transformada", aseveró Roa, quien aseguró que los puertos de Buenos Aires y de Montevideo "no tienen calado suficiente" para los grandes barcos que se están imponiendo en el transporte marítimo por cuestiones de "ahorro energético" y "eficacia".

El delegado de Benel indicó que "Montevideo está trabajando para llegar a los 14 metros" de profundidad, algo que, apostilló, "supone fuertes inversiones y altos costes de mantenimiento".

Roa consideró "fundamental" que "el Cono Sur tenga un puerto oceánico" y apostó por "garantizar" comunicación al mar "a países como Bolivia, que no disponen de salida al mar pero podrían utilizar ríos como el Paraná o el Uruguay para llegar hasta el Río de la Plata y, de ahí, a La Paloma".

El representante de Benel auguró que el puerto "estará creciendo muchos años" y requerirá la inversión de unos 1.200 millones de dólares, en la que se incluye la construcción de una zona franca, un gasoducto y una línea de ferrocarril, entre otras infraestructuras.